Ayuntamiento garantiza que la prórroga en el contrato gestión limpieza garantiza "calidad y estabilidad trabajadores"

Publicado 01/03/2018 21:35:53CET

   LOGROÑO, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Ayuntamiento de Logroño ha rechazado la moción presentada por el Grupo Municipal de Ciudadanos solicitando la revocación del contrato de gestión de limpieza de la ciudad de Logroño por los votos en contra del PP y la abstención del PSOE. Para justificar su decisión, el PP ha defendido que, con la prórroga de dicho contrato, "se garantiza la calidad de servicio constada y la estabilidad de los trabajadores".

   La moción defendida por Ciudadanos instaba a la Junta de Gobierno Local a que se revocara dicho acuerdo y se promoviera una nueva licitación "con el fin de dar oportunidad a los ciudadanos de beneficiarse de las mejores ofertas en precio, calidad, innovación y de los avances y progresos de los servicios a contratar".

   Además, desde Ciudadanos han lamentado que el equipo de Gobierno "apele a la estabilidad laboral de la plantilla al plantear la prórroga y no sacar una nueva licitación argumentando que si se licita los trabajadores perderían sus derechos laborales". Estas "posverdades" del equipo de Gobierno -según Ciudadanos- "pretenden generar miedo entre los trabajadores de la UTE pero caen por su propio peso" ya que se promueve "la igualdad de condiciones".

   En este punto, y tras el debate de la moción, la alcaldesa de Logroño ha vuelto a tomar la palabra reivindicando que "desde la reflexión y la responsabilidad" se ha procedido a la prórroga de dicho contrato porque "es un servicio de limpieza de calidad contrastada y que los propios técnicos acreditan y avalan este expediente".

   Superando este aspecto "fundamental", Cuca Gamarra ha defendido otro aspecto "vital" como es "garantizar los derechos de los trabajadores".

   "A pesar de que se hubiera podido conseguir una mejor oferta, se hubiera hecho a costa de los más de 200 trabajadores que están trabajando con estabilidad en esa empresa y esto es importante, es uno de los elementos fundamentales por los que hemos decidido tomar esta actuación", ha insistido la alcaldesa.

   Dentro de este aspecto, "se negociarán las mejoras y las nuevas propuestas que la realidad plantea".

LIBERTAD DE EXPRESIÓN, DEMOCRACIA Y ARTE

   Por su parte, el grupo municipal Cambia Logroño ha decidido posponer dos de las mociones presentadas en el Pleno tras la expulsión del concejal del PR+, Rubén Antoñanzas, "por respeto" y ha concluido el turno de las mociones con otra presentada en defensa de la libertad de expresión, la democracia y el arte en el estado español. Dicha moción (presentada por Cambia) ha decaído con los votos en contra del PP y PSOE y la abstención de Ciudadanos.

   En este sentido, el portavoz de Cambia Logroño, Gonzalo Peña, ha pedido que el Ayuntamiento de Logroño "muestre su apoyo a las personas que en los últimos días han sufrido severos casos de censura en su libertad de creación artística" y se solidarice "con las personas perseguidas y encausadas por motivos de filiación política desde diversas instituciones del Estado". Entre ellos, el del rapero 'Valtonyc'.

   Además, también solicitaba "mostrar su preocupación y su repulsa por la deriva restrictiva de actuaciones que restringen la libertad de expresión".

   En este punto ha tomado la palabra el concejal del PP, Javier Merino, para defender el voto en contra de su grupo y, con respecto a la situación del rapero 'Valtonyc' ha destacado: "El respeto hay que ganárselo" tras pasar a leer varias de las frases de sus canciones destacando que "el Tribunal Supremo tiene 10 folios sobre las letras de las canciones de este tipo".

   "Para Cambia -según ha continuado Meriano- esto son infracciones administrativas pero nosotros estamos en contra de lo que defiende Cambia, delitos condenados por el Tribunal Supremo".

   Por su parte, el portavoz de Cambia Logroño, Gonzalo Peña, ha pedido "respeto a Javier Merino" a la hora de defender su turno y ha asegurado que "en Democracia hay que tener en cuenta que el arte puede ser desagradable y transgredir ciertos límites pero el arte y la música no delinquen" porque "mientras que haya impunidad en la corrupción en este país que alguien acabe en la cárcel por hacer una canción es una barbaridad".

   Por su parte, Beatriz Arraiz (PSOE) ha anunciado su voto en contra porque "en este país donde existen procesos democráticos que nos garantizan procesos justos no podemos admitir decir que hay presos políticos. La libertad de expresión es un derecho fundamental, al igual que la artística, pero tienen límites y esos límites están cuando atentan contra derechos fundamentales de otros ciudadanos".