Burgos afirma que el acondicionamiento de la LR-202 "mejora de forma definitiva la seguridad vial" en Haro

Acondicionamiento LR-202 Haro
GOBIERNO DE LA RIOJA
Actualizado 06/08/2010 16:02:57 CET

LOGROÑO, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Vivienda y Obras Públicas, Antonino Burgos, ha visitado en Haro las obras de acondicionamiento de la LR-202 (salida hacia Anguciana) y en la LR-111 (Barrio de las Bodegas) que el Gobierno de La Rioja ha llevado a cabo. Durante su visita ha estado acompañado por el alcalde jarrero, Patricio Capellán.

Burgos ha afirmado que es una actuación que "mejora de forma definitiva la seguridad vial de los vecinos de la zona y de los alumnos del Corazón de María".

En primer lugar, Antonino Burgos ha comprobado in situ la remodelación llevada a cabo en la LR-202, en el tramo comprendido entre el colegio Corazón de Maria y la Fuente del Moro. Esta actuación ha consistido en la tala de siete álamos (algunos de los cuales invadían la calzada y ponían en peligro la seguridad tanto de los peatones como de los conductores al estar secos), la instalación de dos reductores de velocidad (un paso sobreelevado y un 'lomo de asno') y la construcción, en el margen izquierda de la vía, de una acera -con todos los servicios de luz y agua- de 275 metros de longitud. Esta actuación, desarrollada por la Dirección General de Carreteras, ha tenido un coste cercano a los 75.000 euros.

Al respecto, el consejero de Obras Públicas ha señalado que se trata "de una actuación que mejora de forma definitiva la seguridad vial tanto de los vecinos que residen en las urbanizaciones colindantes como de los alumnos que a diario acuden al colegio Corazón de María".

Burgos ha recordado que de esta manera "se atiende a una demanda formulada tanto por los vecinos como por la dirección del centro educativo y se permite la recuperación para los peatones de una de las salidas naturales de Haro hacia la Fuente del Moro".

A continuación, Burgos ha recorrido el Barrio de las Bodegas de la localidad jarrera donde se han colocado dos reductores de velocidad del tipo 'lomo de asno' (a la altura de Bodegas Roda y Bodegas Muga). Esta actuación ha supuesto una inversión próxima a los diez mil euros.

El objetivo de la misma, ha incidido Burgos, es "canalizar de forma segura el flujo de vehículos, fundamentalmente pesados, que atraviesan esta zona ya que, además de ser un área económica vital para Haro, representa un punto destacado de atracción turística por lo que había que instalar reductores para aminorar la velocidad de tránsito de camiones y turismos".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies