7 de cada 10 riojanos mayores de 50 años consideran sus relaciones sexuales importantes y satisfactorias, según estudio

Actualizado 22/06/2006 16:05:45 CET

LOGROÑO, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

7 de cada 10 riojanos mayores de 50 años consideran que sus relaciones sexuales son importantes en su vida y son satisfactorias, según el informe 'El sexo en la madurez', desarrollado por la Asociación Española de Salud Sexual (AESS) con motivo de su IV Campaña Nacional de Salud Sexual.

El estudio fue presentado hoy por el coordinador de la campaña, Álvaro de Benito, y por el director del Servicio de Urología del Hospital Gregorio Marañón de Madrid y presidente de la AESS, Ignacio Moncada, quién indicó que los riojanos "se encuentran una décima por encima de la media nacional" en cuanto a satisfacción en sus relaciones.

El estudio desarrollado por Sigma Dos para la AESS, entre 1.700 varones, y en el que ha colaborado Laboratorios 'Lilly', recoge que el 55,9 por ciento de los hombres riojanos mayores de 50 años asumen que la disfunción eréctil es una de las consecuencias del envejecimiento.

Según el estudio, en La Rioja, este segmento de población otorga una importancia máxima a sus relaciones sexuales. Siete de cada diez varones mayores de 50 años encuestados en la comunidad (69,4 por ciento) considera que la sexualidad juega un papel muy o bastante importante en su vida y un porcentaje cercano (73,1 por ciento) dicen estar muy o bastante satisfechos con sus relaciones sexuales.

La influencia de las disfunciones sexuales en el varón juega un papel relevante en la satisfacción y la importancia que otorgan a sus relaciones de pareja. Más de la mitad de los varones riojanos (63,8%) que sobrepasan los 60 años ven como algo "normal" las disfunciones en el hombre a partir de los 50 años.

En este sentido, las creencias sobre cuál creen que es el origen de la disfunción eréctil varían: el 55,9 por ciento de los riojanos señalan el envejecimiento como principal causa, por un 33.9 por ciento de menciones que la relaciona con un trastorno psicológico y un 29,3 por ciento que lo achaca a uno fisiológico.

"Es evidente que la edad es un factor influyente en la aparición de la disfunción eréctil, pero no debemos pensar que es algo exclusivo del paso del tiempo. La impotencia puede surgir a cualquier edad, y es necesario su tratamiento profesional para evitar posibles problemas derivados de ella, no sólo los fisiológicos", comentó Moncada.

Los varones de La Rioja mayores de 50 años coinciden (76,2 por ciento) en que la disfunción eréctil debe ser reconocida y tratada. Al preguntarles por la primera medida que tomarían en caso de padecer disfunción eréctil, el 76,2 por ciento acudiría al médico y un 56,4 por ciento lo hablaría con su pareja.

Entre los riojanos que padecen disfunción eréctil, las visitas al urólogo son más frecuentes: el 38,2 por ciento afirma ir regularmente, mientras que entre los que no la padecen el número baja al 24,7 por ciento. "En cuanto a las posibilidades de tratamiento -apuntó Moncada- existen numerosos medicamentos indicados para la impotencia, desde los fármacos administrados por vía oral o inyectados a la intervención quirúrgica".

Los encuestados también reflejaron en los resultados que el principal atributo que deberían tener los tratamientos anti-impotencia para la disfunción eréctil es tener escasos efectos secundarios (34,9 por ciento). Si valoramos sólo el tramo de los mayores de 70 años de la comunidad, éstos prefieren un tratamiento que les permita disponer de mucho más tiempo para sus relaciones sexuales (26,1 por ciento).

"Dentro de la amplia gama de medicamentos orales para tratar la disfunción eréctil, existen diferencias en el aspecto de la duración de la eficacia: son principios activos que actúan como media entre 4 y 5 horas después de la ingesta, aunque existen algunos que tienen hasta 36 horas de actuación, lo que permite disfrutar de una vida sexual similar a la que se tiene sin disfunción eréctil", añadió Moncada.

Más de la mitad de los encuestados en La Rioja (55 por ciento) coincide en afirmar que la disfunción eréctil puede reprimir la actividad social del que lo padece. Un dato curioso: a la pregunta de si la disfunción eréctil puede ser causa de separación, el 36 por ciento da una respuesta afirmativa. Pero también creen que pueden surgir problemas psicológicos: casi seis de cada diez (58,9 por ciento) secundan esta idea.

En el plano estrictamente sexual, la misma cifra (58,9 por ciento) de mayores de 50 años cree que padecer disfunción eréctil puede reprimir su actividad.

IV CAMPAÑA NACIONAL DE SALUD SEXUAL

Un año más, la AESS pone a disposición de aquel que quiera obtener más información sobre todo lo que atañe a la salud sexual dos herramientas de comunicación. A través de la web www.saludsexual.org se puede acceder a las distintas informaciones y a diversas descargas, como el Test de Disfunción Eréctil.

La AESS atiende también las consultas y dudas que sobre salud sexual se puedan tener a través de un Centro de Información y Atención en Línea (902 12 00 88) gestionado por especialistas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies