Cada logroñés generó el año pasado 289 kilos de residuos orgánicos, 12,5 de envases ligeros y 32,6 de papel y cartón

Imagen De Contenedores En Una Calle De Logroño
EUROPA PRESS
Actualizado 21/02/2012 15:12:14 CET

Ruiz Tutor avanza nuevos servicios de recogida en 2012, como la de comida para grandes productores o el vidrio puerta a puerta

LOGROÑO, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

Cada logroñés generó el año pasado 289 kilos de residuos orgánicos, 12,5 kilos de envases ligeros y 32,6 kilos de papel y cartón, según los datos del balance de recogida de residuos urbanos que, este martes, ha dado a conocer el concejal de Medio Ambiente, Jesús Ruiz Tutor.

Ruiz Tutor ha destacado que "se mantiene una ligera tendencia a la baja en la producción de residuos en la ciudad", aunque ha reseñado que "generamos muchos residuos, es tremenda la cantidad de material que desechamos".

Respecto a la recogida domiciliaria de residuos sólidos, "los del contenedor verde", ha detallado que, en el año 2011, se recogieron en Logroño 44.400 toneladas, lo que supone 289 kilos por habitante y año, "un 2 por ciento menos que en el año anterior".

En total, en la ciudad hay 160 contenedores de carga trasera, de 1.000 litros, y 1.083 contenedores de carga lateral, de 3.200 litros, con una capacidad total de 3,6 millones de litros. La capacidad de contenedor por habitante y día es de 23,61 litros.

Un 40% de lo recogido en el contenedor verde son residuos orgánicos, un 8% son celulosas, un 16% papel y cartón, un 15% envases pequeños, un 6% vidrio "una circunstancia que habrá que intentar cambiar", un 4% se corresponde con textiles y un 6%, a otros productos.

En el caso de los envases ligeros -con 425 contenedores amarillos instalados en la ciudad- se recogieron el año pasado 1.900 toneladas, lo que supone 12,5 kilos por habitante y año, "una ligera disminución del 0,24 por ciento".

Respecto al papel y el cartón, Ruiz Tutor ha apuntado que se recogieron en 2011 un total de 5.006 toneladas, es decir, 32,6 kilos por habitante y año, "con un 9 por ciento de descenso en relación al año anterior". En este caso, hay 446 contenedores azules.

El concejal ha detallado que además se está prestando también el servicio de recogida puerta a puerta de papel y cartón en zonas peatonales y comerciales, dos o tres veces por semana, con 116,26 toneladas recogidas, un 5,8 por ciento menos, y la recogida selectiva en centros oficiales, con 127,14 toneladas y un ligero aumento en este caso del 0,84 por ciento.

OTROS RESIDUOS.

Ruiz Tutor ha apuntado también el caso de otros residuos, como la recogida de voluminosos, con 44.100 incidencias, "el 56% de las generadas en el servicio de limpieza", para llevar este tipo de elementos al Punto Limpio Fijo de La Portalada.

Una vez allí, se clasifican en tres grupos: aparatos eléctricos y electrónicos; maderas sin textiles ni cristales, de los que se recogieron el año pasado 463,42 toneladas que se seleccionaron para su tratamiento en la astilladora; y el resto, "que se llevan al Ecoparque".

En cuanto a la recogida de aceite doméstico, ha señalado que "hay mucha competencia en el mercado, porque el coste y las ventajas de la recuperación de este producto para otros usos hace que se valore mucho", por lo que ha apostado por "incrementar el servicio de recogida estable".

El año pasado, de acuerdo con los datos del edil, se recogieron un total de 88.626 kilos de aceite vegetal, y, en los contenedores que hay en supermercados o en la Plaza de Abastos, entre otros espacios, se recogieron 36.700 kilos.

Por último, en el caso de la recogida de ropa, que gestiona Chavicar, ha apuntado que se recogieron 258.300 kilos, 165.000 de ellos en contenedores, 39.000 en parroquias y 51.000 kilos de particulares.

NOVEDADES.

El concejal ha recordado, de todas maneras, que "estamos en un año de transición", después de que, en 2011, se aprobara una nueva Ley de Residuos "lo que hace que sea necesario replantear un nuevo flujo de recogida de algunos residuos", como los electrónicos, tipo ordenadores "que son muy pesados, y que no deben ir al Ecoparque, sino a las líneas de reciclaje".

Del mismo modo, ha adelantado que se planteará "un nuevo servicio de recogida selectiva de comida de los grandes productores, para que la materia orgánica se organice de forma separada, y se pueda llevar directamente a compostar, con lo que, finalmente, podrá volver al suelo en forma de abono".

Mención aparte ha hecho de la recogida selectiva de vidrio, de la que, según ha dicho, se darán datos y novedades en las próximas semanas. Con todo, ha avanzado que el año pasado, la recogida fue de unos 15 kilos por habitante y año, y que, en el mes de marzo, se prevé implantar un nuevo servicio de recogida puerta a puerta para comercio y hostelería en el centro y Casco Antiguo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies