El cambio en la Ley facilitará que se destruyan 144 kilos de droga almacenada en La Rioja desde hace más de 10 años

 

El cambio en la Ley facilitará que se destruyan 144 kilos de droga almacenada en La Rioja desde hace más de 10 años

Imagen de la reunión en la  Delegación del Gobierno
EUROPA PRESS
Actualizado 23/04/2013 14:49:29 CET

LOGROÑO, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

El cambio recientemente introducido en la Ley de Enjuiciamiento Criminal facilitará que se destruyan un total de 144 kilos de droga, en su mayor parte cannabis, almacenada en La Rioja y procedente de alijos incautados, en algunos casos, desde hace más de 10 años.

El delegado del Gobierno en La Rioja, Alberto Bretón, ha presidido esta mañana la Junta Provincial Extraordinaria de Seguridad, para explicar el nuevo protocolo de actuación en materia de destrucción de drogas en La Rioja, aprobado el pasado 5 de abril por la Comisión Provincial de Coordinación de la Policía Judicial.

A la reunión han asistido el presidente de la Audiencia Provincial, Alfonso Santisteban; el fiscal superior de La Rioja, Enrique Stern; y representantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en la comunidad (Policía Nacional y Guardia Civil).

Como ha explicado Bretón, el acuerdo ha surgido a propuesta de la Delegación del Gobierno en la comunidad, por la nueva situación generada tras la aprobación del Real Decreto-Ley 3/2013, que modifica el apartado 1 del artículo 367 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

En esta norma, se permite la destrucción de los alijos conservando las muestras correspondientes por "silencio positivo", es decir, se destruyen en el plazo de un mes salvo que el Juez ordene motivadamente su conservación. Pero esta última modificación no solucionaba la destrucción de alijos antiguos.

Gracias a este convenio, se han establecido una serie de definiciones respecto a "alijo", "decomiso", "muestra reglamentaria" y "muestra decomisada" que facilitan la aplicación práctica en la Comunidad Autónoma de La Rioja de qué se debe destruir y conservar, en relación a la droga ya almacenada o la procedente de futuras actuaciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, y en aplicación a tal Real Decreto-Ley 3/2013 de 22 de febrero.

Se entiende así por alijo "el conjunto de productos/sustancias que se reflejan separadamente en un acta de recepción y llevan un único número de registro (número de expediente)"; por decomiso "cada uno de los diferentes productos/sustancias que constituyen un alijo"; por muestra reglamentaria, la "toma de muestra siguiendo la recomendación del Consejo de Europa de 30 de marzo de 2004 sobre directrices para la toma de muestras de drogas incautadas, y en grandes alijos, la muestra reglamentaria resulta ser también una cantidad importante de droga.

Por último, como muestra de custodia se establece la "muestra mínima e imprescindible que, conforme a criterios científicos, resulte necesaria para garantizar ulteriores comprobaciones o investigaciones. Después de realizar el análisis inicial, la cantidad debe garantizar al menos la realización de los análisis contradictorio y dirimente".

De este modo, como ha subrayado el delegado del Gobierno, "en total, se procederá a la destrucción de 144 kilos de sustancias todavía almacenadas, manteniendo las muestras de custodia necesarias para garantizar ulteriores comprobaciones o investigaciones". De este total, "la mayoría es cannabis, sea en hachís o en marihuana".

ANTIGÜEDAD.

A partir de estas definiciones, Bretón ha detallado que el acuerdo hoy firmado contempla determinadas situaciones en función de la antigüedad del decomiso y, en concreto, para alijos de más de 10 años de antigüedad, se plantea su destrucción total.

Para los alijos que tengan entre 5 y 10 años, su destrucción "una vez que hayan sido extraídas las muestras de custodia suficientes para garantizar posteriores comprobaciones o investigaciones"; y para los de menos de 5 años, "se procederá a la destrucción de los alijos y/o muestras reglamentarias tras extraer las muestras de custodia correspondientes, siempre que los Juzgados no hayan indicado expresamente la necesidad de su conservación completa".

En cuanto a los alijos futuros, "se mantiene lo establecido en la modificación de la Ley de Enjuiciamiento Criminal por la que, por cada nuevo alijo, se comunicará al Juzgado, se procederá a la extracción de las muestras de custodia correspondientes y posterior destrucción del alijo y/o muestra reglamentaria, siempre que el propio Juzgado no precise de su conservación completa".

De este modo, del total de 144 kilos que se van a destruir almacenados en La Rioja -una tarea que se hará fuera de la comunidad, aunque, como ha dicho Bretón, "no está permitido decir dónde"- 45 kilos tienen más de 10 años, otros 31 kilos tienen entre 5 y 10 años y los 71 restantes, tienen menos de 5 años.

Alfonso Santisteban ha defendido que este protocolo, derivado de la modificación de la Ley, "viene dado por una necesidad" que se tenía en este ámbito, "de solucionar los problemas de seguridad y coste económico que se estaba dando con estos alijos".

Ha subrayado que el acuerdo "es bastante concreto y completo", adoptado además en el seno de la Comisión Provincial de Policía Judicial, por lo que ha destacado la "colaboración" entre administraciones.

El fiscal general, Enrique Stern, ha afirmado que la modificación de la Ley "hace que quede entre las más modernas de Europa", a lo que ha unido que "unifica los criterios" de actuación entre los juzgados riojanos y todo ello, siempre "garantizando los derechos de defensa de las partes".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies