El Camino de Santiago hasta La Grajera se ampliará para diferenciar los usos deportivos y peatonales

Inicio del Camino de Santiago desde Logroño a La Grajera
EUROPA PRESS
Publicado 22/02/2017 14:31:02CET

   LOGROÑO, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El primer tramo del Camino de Santiago, desde el barrio logroñés de El Arco hasta el puente que da acceso a La Grajera, se duplicará para diferenciar los usos más deportivos -bicicletas, corredores, patinadores...- de los puramente peatonales. El segundo tramo, desde el puente hasta el parque, se ampliará del ancho actual hasta los 6 metros.

   La alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, ha visitado esta mañana el inicio del tramo de la Ruta Jacobea, para presentar un proyecto de ampliación "que hará más agradable el tránsito tanto de peregrinos como de los miles de logroñeses que visitan el Parque de La Grajera, el pulmón verde de la ciudad de Logroño".

   El proyecto, que se refiere a un trayecto de 2,1 kilómetros, contará con un presupuesto global de algo más de 1 millón de euros, de los que 891.600 euros corresponden a la base de la licitación y otros 117.400 serán para expropiaciones. La ejecución tendrá un plazo de 6 meses.

   Cuca Gamarra ha señalado que este proyecto es un compromiso del equipo de Gobierno que pronto va a ser realidad para reforzar "la condición de la ciudad de Logroño como hito imprescindible y fundamental de la ruta jacobea".

   La alcaldesa de Logroño ha asegurado que "el Camino de Santiago es una de nuestras principales señas de identidad, como el vino y nuestra gastronomía, el idioma o nuestro patrimonio".

   Se trata de un proyecto impulsado por el equipo de Gobierno porque "ahonda en el modelo de ciudad sostenible por el que estamos trabajando, una ciudad para vivirla donde conviven distintas formas de desplazamiento y donde es compatible el crecimiento económico, la cohesión social y la defensa del medio ambiente".

   Según ha detallado Gamarra, hoy mismo la Junta de Gobierno ha aprobado inicialmente el proyecto de expropiación de los terrenos para la ejecución de la ampliación del Camino de Santiago. De forma paralela se abrirá un periodo de exposición pública de un mes y se notificará a los interesados y, a continuación, se procederá a la tramitación administrativa.

   No obstante, ha reseñado que "es posible que no se llegue a la expropiación ante la posibilidad de llegar a acuerdos con los propietarios que lo deseen por medio de convenios, lo que facilitaría la obtención definitiva de los terrenos".

   Cuca Gamarra ha señalado que "a partir de ahí no pueden concretarse los plazos, ya que depende de diversos factores como que se alcancen acuerdo, se presenten recursos en el periodo de exposición pública o la simple localización de los propietarios afectados". Sin embargo, ha adelantado que "el Ayuntamiento de Logroño actuará con la mayor agilidad posible".

   La alcaldesa ha recordado que esta actuación va incluida en el Plan de Obra Trienal 2016-2019, aprobado por el pleno del pasado mes de mayo, y se entiende declarada la utilidad pública y la necesidad de ocupación de los bienes y derechos afectados.

   Del mismo modo, ha aludido a su reciente reunión con el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, en la que se anunció que este proyecto optará a la financiación estatal a través de la próxima convocatoria del 1,5% Cultural, "lo que se producirá en formas fechas".

   Cuca Gamarra ha asegurado que "a partir de ahora sólo nos resta la última tramitación para que el proyecto de ampliación del Camino de Santiago, entre el barrio de El Arco y el Parque de la Grajera se ejecute y sea realidad en 2018".

LA ACTUACION.

   El tramo en el que se va a actuar es el comprendido entre el paso subterráneo bajo la LO-20 (Circunvalación) y el Parque de la Grajera. Se trata de un recorrido muy utilizado tanto por los peregrinos que abandonan Logroño en dirección a Santiago como por cientos de logroñeses que visitan diariamente el parque para disfrutar de la naturaleza en el propio término municipal.

   En un principio, la ampliación se realizará por la margen izquierda alcanzando una separación aproximada de 3 metros, manteniendo las alineaciones de los árboles plantados que con la ampliación quedarán en la zona central, añadiendo en la parte sur más arbolado.

   La zona de paseo actual se destinará al tránsito de bicicletas y patinadores y la zona ampliada será utilizada preferentemente por los peatones.

Al llegar al paso sobre el camino de la Barranca, que da acceso al campo de golf de La Grajera, se harán coincidir ambos trazados y se ampliará la estructura hasta un ancho de 6,40 metros, más de dos metros más que la anchura actual.

   Una vez pasada la estructura, el camino será único con una anchura de 6 metros. Esto se hace con el fin de no afectar a las plantaciones de árboles existentes, pinos y cipreses en su mayoría, en las proximidades del pantano. A partir de ese punto se crearán sendas sin pavimentar con el fin de crear recorridos alternativos que se difuminan en el Parque de La Grajera.

   La actuación consistirá, pues, en la ampliación de la estructura, la reparación del camino actual, la plantación de cinamomos o moreras en la margen izquierda y se colocarán bandos y papeleras a lo largo de todo el recorrido, además de un área de descanso con aparcabicis.

1,5% CULTURAL.

   En la reunión mantenida a finales de enero entre la alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, y el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, se anunció que el Ayuntamiento de Logroño presentará a la próxima convocatoria del 1,5% Cultural dos proyectos vinculados al Camino de Santiago.

   Uno de ellos será éste, la ampliación de la parte final del Camino a su paso por Logroño, entre el barrio de El Arco y el Parque de la Grajera, y el segundo, la rehabilitación del Puente de Piedra.

   La Ley de Patrimonio Histórico establece la obligación de destinar un 1,5% de los contratos de Obras Públicas a trabajos de conservación o enriquecimiento del patrimonio o al fomento de la creatividad artística.

   Las actuaciones beneficiarias deben estar vinculadas a un bien declarado de interés cultural, ser de titularidad pública y tener, preferentemente, carácter sociocultural, turístico o de servicio público.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies