Campaña de control y vigilancia de la circulación en carreteras convencionales de La Rioja

Cinturón de seguridad en coche
THINKSTOCK
Publicado 14/05/2017 11:41:31CET

   Hasta el domingo 21 de mayo se controlará la velocidad, los adelantamientos indebidos, el uso del casco y del teléfono móvil y la ingesta de alcohol o drogas, entre otros aspectos

   LOGROÑO, 14 May. (EUROPA PRESS) -

   La Jefatura Provincial de Tráfico de La Rioja va a realizar a partir de este lunes, 15 de mayo, una campaña de intensificación de la vigilancia y control de la circulación en las carreteras convencionales de la región que finalizará el próximo domingo 21 de mayo.

   De este modo, los agentes de la Guardia Civil y de las Policías Locales que se sumen al operativo controlarán la velocidad, los adelantamientos indebidos, la ingesta de alcohol o drogas, el uso del casco y sistemas de retención, la utilización del teléfono móvil y de auriculares durante la conducción, la manipulación de navegadores o de cualquier otro elemento que pueda producir distracción, la documentación del vehículo y del conductor y, en general, cualquier infracción de la normativa vigente en materia de circulación y seguridad vial.

   La DGT recuerda a los conductores que las carreteras secundarias son las que registran una mayor siniestralidad. De hecho, el 80% de los accidentes con víctimas que se produjeron en las carreteras riojanas durante el 2016 tuvieron lugar en vías convencionales. Esta cifra se ha situado en el 77 por ciento durante los cuatro primeros meses de este año. Así, desde el 1 de enero de 2017, diez personas han fallecido por accidentes de tráfico en este tipo de carreteras.

HUBO 508 DENUNCIAS EN LA CAMPAÑA DE MAYO DE 2016

   Durante la campaña de mayo del año pasado en carreteras convencionales, fueron controlados un total de 14.848 vehículos, contabilizándose hasta 508 denuncias a 496 conductores (3,3%). La mayor parte de las sanciones durante este periodo fueron por exceso de velocidad. Concretamente, el 63,3% de los vehículos denunciados habían excedido los límites permitidos.

   Tráfico advierte de que la antigüedad del vehículo también puede suponer un factor de riesgo en caso de accidente. Carecer de los sistemas y equipamientos de seguridad más modernos y los problemas derivados del uso del vehículo pueden incrementar no solo las posibilidades de sufrir un siniestro sino también agravar las consecuencias personales en caso de accidente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies