La Casa de la Imagen presenta este viernes un libro y una exposición bajo el título; 'Logroño 24 horas'

Actualizado 12/09/2010 11:30:37 CET

LOGROÑO, 12 Sep. (EUROPA PRESS) -

Un día antes del comienzo de las fiestas de San Mateo, La Casa de La Imagen se viste de gala para presentar una exposición y un libro homenaje al reportero, Teo Martínez.

La presentación del libro 'Logroño 24 horas' tendrá lugar este viernes, día 17 de septiembre, a las 20,00 horas, en la Casa de la Imagen, y contará con la presencia de los autores. Por su parte, la exposición, se podrá ver de lunes a viernes en horario de 19 a 21 horas, a partir del día 17 y hasta el 11 de octubre.

El artista, Teo Martínez, ha estado al lado de estos fotógrafos durante todo el curso, opinando con la sabiduría de su experiencia cuajada durante más de 30 años al lado del pulso de la ciudad. Su opinión fue tan importante para los alumnos de este curso, que quieren dedicarle este libro, ahora que va a cumplir ochenta años.

Durante la primavera de este año, los alumnos del curso superior de fotografía, los profesores, y algún amigo, como el veterano reportero Teo, se propusieron el reto de crear un libro de fotografía sobre un tema común; Logroño, una ciudad que a todos les alcanzaba muy a mano, sería el objeto de observación durante un soleado sábado. Repartiéndose el trabajo de merodeo entre barrios, horas y temas, querían dar una visión particular, redondeada por la particularidad de cada uno, acerca de las cosas que hay en nuestro entorno más próximo.

La edición de un libro es algo así como el reto definitivo al que un aprendiz de fotógrafo se terminará enfrentando. Trece visiones, cada una de ellas encarada a sus páginas, en el sutil ejercicio de buscar, capturar, descartar, organizar y repetir, que han sido en cada caso una estupenda lección para todos los demás.

Queda así, una muestra de casi 200 páginas que presenta un retrato múltiple de la fisonomía de la ciudad. El paisaje, los habitantes y la situación social han sido objeto de esta opinión al Logroño de 2010: chiquiteadores, paseantes, inmigrantes, comercios, naturaleza, economía.

Las expectativas iniciales han sido mancilladas por unos fotógrafos demasiado consecuentes y ambiciosos; unos alumnos sorprendentes por su calidad y rigor, que han dado una lección de tenacidad.