CCOO afirma que parte del descenso de la siniestralidad laboral se debe a la reducción de la actividad económica

Actualizado 18/08/2009 19:07:33 CET

LOGROÑO, 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Secretaría de Salud Laboral y Medio Ambiente de Comisiones Obreras (CCOO) de La Rioja, indicó que parte del descenso de la siniestralidad laboral se debe a la reducción de la actividad económica, según indicó el sindicato en un comunicado.

CCOO señaló que el pasado 13 de agosto el Instituto Riojano de Salud Laboral (IRSAL) informó de que un 92 por ciento de las empresas riojanas con trabajadores por cuenta ajena consiguen la siniestralidad cero en el primer semestre del año, a la par que los accidentes laborales caen un 27,9 por ciento en el mismo periodo.

En primer lugar, el sindicato felicitó al IRSAL por su labor de asesoramiento y control sobre las condiciones de trabajo a través de diversos programas como el Plan Prevea, el Plan 50/50 o el Plan de Acciones Prioritarias 2009, todos ellos enmarcados en la Estrategia Riojana para la Seguridad y Salud en el Trabajo (2008-2012), de la que participamos activamente.

No obstante, CCOO indicó que para interpretar "correctamente el acusado descenso de los accidentes de trabajo en el primer semestre de 2009, hay que tener en cuenta el importante descenso de la actividad económica en estos tiempos de crisis, sobre todo en los sectores de mayor siniestralidad tradicional, industria y construcción".

Por otro lado, la influencia de la crisis "se ha cebado" en el empleo temporal, el que, "por su precariedad en las condiciones de trabajo, se caracteriza por tener 2,5 veces más riesgo de sufrir un accidente de trabajo que un empleo estable".

Además, la crisis económica está suponiendo una menor intensidad de trabajo (menor ritmo de trabajo, Expedientes de Regulación de Empleo, etc.), lo que también "disminuye la probabilidad de sufrir un accidente laboral".

CCOO criticó que, en las estadísticas de accidentes de trabajo, "son todos los que están, pero no están todos los que son". El sindicato indicó que observan "con demasiada frecuencia cómo muchos accidentes laborales desparecen, es decir, no son declarados oficialmente por el empresario para no ser objeto de las pesquisas de la Inspección de Trabajo".

Por último, queremos hacer una mención especial a la "grave problemática que vivimos respecto a las enfermedades profesionales, cuestión que ni siquiera se menciona en las declaraciones del Instituto Riojano de Salud Laboral (IRSAL)".

Cuando se habla de siniestralidad laboral, se suele dar mucha relevancia a los accidentes de trabajo y a la evolución de sus estadísticas, pero casi nunca se menciona la otra parte: las enfermedades profesionales.

"Éstas adolecen históricamente en España de una infradeclaración sistémica mucho mayor que la que afecta a los accidentes de trabajo". Esta "dura realidad", con miles de afectados/as entre la población trabajadora, es constatada diariamente por las personas que trabajamos en el ámbito sindical de la Salud Laboral, y corroborada por los datos de entidades de reconocido prestigio como el Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud (ISTAS) que, en su estudio 'Impacto de las Enfermedades de Origen Laboral en España', estima que en nuestra Comunidad se han generado, desde el año 2006, un total de 15.045 enfermedades profesionales nuevas, de las que solamente se han declarado oficialmente 1.011, lo que nos da un balance de 1 enfermedad reconocida por cada 15.