CCOO pide la readmisión de un trabajador de Tragsa en cumplimiento de sentencia

Manifestación del trabajador despedido
CCOO
Actualizado 08/08/2016 11:46:47 CET

   LOGROÑO, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Comisiones Obreras exigirá la reincorporación del delegado de este sindicato al que Tragsa despidió y, el pasado 27 de julio, logró que la justicia le diese la razón y el Juzgado de lo Social número 3 de Logroño declarase nulo su despido.

   Tal y como ha informado en rueda de prensa el secretario general de Construcción y Servicios de Comisiones Obreras, Jose Antonio Torres,la sentencia condena a Tragsa a readmitir al trabajador en las mismas condiciones de trabajo existentes en el momento del despido, con el abono de los salarios dejados de percibir desde la fecha de despido hasta la notificación de la sentencia.

   Junto a Torres, el secretario de Organización de esta sección, Javier García, ha recordado que el despido pertenece a los cinco por los que el sindicato, junto con UGT, se estuvo manifestando de enero a marzo por considerarlos despidos "políticos" dentro de una "caza de brujas".

   De los cinco trabajadores, ha recordado Torres, tres eran miembros del comité de empresa, una trabajadora estaba en situación de reducción de jornada por guarda legal y otro trabajador hasta hacía poco tiempo miembro también del comité de empresa.

   Comisiones Obreras responsabiliza a la dirección de Tragsa, al SEPI y al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, así como el Ministerio de Hacienda, de la aplicación brutal de la Reforma Laboral en una empresa que en el año 2015 obtuvo beneficios.

   Sin embargo, puso en marcha un ERE que supuso el despido de 610 trabajadores y trabajadoras en el conjunto del Estado, de un total de 1336 despidos previstos inicialmente.

   A juicio de Torres, es la "alta dirección" la que está "sobredimensionada", tanto en el número de directivos como en su salario, cuyos miembros se repartieron ocho millones de euros en incentivos durante los años 2014 y 2015.

   Ha señalado, además, que mientras se despide se están haciendo contrataciones temporales, por lo que se trata de una "precarización" de los puestos de trabajo.