Ceniceros se compromete en Autol a impulsar un proyecto de ampliación y mejora del CTICH

Ceniceros, durante la visita al CTICH
GOBIERNO DE LA RIOJA
Publicado 06/07/2018 14:05:50CET

   LOGROÑO, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, se ha comprometido este viernes en Autol a "abordar un proyecto de ampliación y mejora de las del Centro Tecnológico de Investigación del Champiñón (CTICH)". "Somos conscientes de la importancia de este centro como referente técnico a nivel europeo y queremos que siga siendo puntero", ha declarado el jefe del Ejecutivo regional tras recordar que "es un elemento fundamental para potenciar la I+D+i de un sector agroalimentario que es un motor económico para nuestra región".

   Ha recordado que el Gobierno de La Rioja viene apoyando la actividad investigadora del centro a través de un convenio de colaboración que suscribe anualmente con la Asociación de Productores, por un importe de 160.000 euros. "Hoy tenemos la oportunidad de comprobar el resultado del gran trabajo realizado a lo largo de estos años y valorar su papel, determinante que ha tenido para que las empresas hayan incorporado la innovación , y aplicar nuevos métodos de control y cultivo", ha dicho.

   Ceniceros ha realizado estas declaraciones con motivo de su visita a las instalaciones del Centro Tecnológico en Autol. En este recorrido, guiada por la directora del centro, Margarita Pérez Clavijo, y el presidente de la Asociación Profesional de Productores de Sustratos y Hongos de La Rioja, Navarra y Aragón (ASOCHAMP), Francisco Tomás Sáenz, han participado además el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Íñigo Nagore; y la directora general de Agricultura y Ganadería, María Jesús Miñana.

   También les han acompañado los alcaldes de tres de los municipios riojanos que cuentan con un mayor número de explotaciones de hongos cultivados, Catalina Bastida, de Autol; Oscar León, de Pradejón, y de Ausejo, María Ángeles San Juan.

   El Gobierno de La Rioja dotó en 2016 al CTICH de nuevo equipamiento, cofinanciado con fondos FEDER, para poder desarrollar sus actividades en el ámbito de la I+D+i, un paso que ha supuesto un salto cualitativo y cuantitativo para el centro, que ha visto reforzada su proyección internacional al erigirse en el referente técnico para el Grupo Europeo de Productores de Champiñón (GEPC).

   El CTICH mantiene su línea de actualización e inversión en proyectos para el sector. No obstante, el centro necesita ser ampliado para poder dar cobertura a todos sus proyectos. Inaugurado en 2003 y construido por el Gobierno de La Rioja, cedió su gestión a la Asociación Profesional de Productores de Sustratos y Hongos de La Rioja, Navarra y Aragón (ASOCHAMP) para dotar al sector de un elemento de investigación, dinamización y desarrollo.

   En la actualidad, dispone de infraestructura suficiente para cubrir todas las etapas de producción de sustrato y cultivo de champiñón y setas: laboratorio de semilla; planta piloto para la producción de compost pasteurizado de champiñón o setas; planta piloto de Hongos Exóticos; e instalaciones de cultivo (una nave con dos unidades de cultivo piloto de champiñón totalmente equipadas y climatizadas, provista de estanterías tipo holandés que permite la realización de ensayos a escala real y 9 mini-salas de cultivo de planta rectangular provistas de control climático para la realización de ensayos a escala experimental de champiñón y setas/hongos exóticos.

   Además, cuenta con una nave de almacenamiento de 300 metros cuadrados con una cámara frigorífica y un edificio de servicios de superficie similar compuesto de un laboratorio, aula de formación, y dependencias administrativas. El aula tiene una capacidad de hasta 60 alumnos y todo el equipamiento necesario para realizar la formación.

REUNIÓN CON ASOCHAMP.

   Tras recorrer las instalaciones, José Ignacio Ceniceros ha mantenido un encuentro de trabajo con la junta directiva de Asochamp para conocer cual es la situación del sector del champiñón y la seta en la región, y cuales son los retos de futuro que afronta.

   Durante este año, el CTICH ha iniciado tres nuevos proyectos dentro del Programa de Desarrollo Rural (PDR) de La Rioja. Así, junto a Herchamp y Champirioja se ha puesto en marcha el proyecto 'Métodos alternativos de control de mosquitos en el cultivo de champiñón', que pretende dotar a los cultivadores de champiñón de un mecanismo de lucha biológica y eficaz contra las plagas.

   En coordinación por Eurochamp y en colaboración con el CTIC-CITA está previsto abordar 'Nuevos métodos de cultivo de Champiñón para la disminución de enfermedades y optimización de la materia prima para transformación'; y también se va a llevar a cabo otro sobre 'Obtención de sustratos/abonos de alto valor añadido con base en sustrato post-cultivo de champiñón (SPCH)', en colaboración con Sustratos de La Rioja y Felipe Hernández.

   En el área de la nutrición y la salud, el CTICH coordina el Grupo Operativo 'Mejora de las propiedades saludables de hongos cultivados en La Rioja' con el CIBIR y las empresas Lara Catanatura, y Hermanos González Herce como socios.

   En el ámbito internacional y junto a las empresas Idecal, Novis y Eco, el centro también ha conseguido un proyecto europeo del programa 'Fast Track to Innovation' que se sitúa dentro del ámbito de la economía circular y trata de producir biogás a partir del sustrato de post-cultivo del champiñón (SPCH).

LA RIOJA, LÍDER EN PRODUCCIÓN.

   ASOCHAMP trabaja desde 1988 en la mejora y la potenciación de la producción del champiñón, la promoción de la modernización de las estructuras empresariales del sector, la prestación de servicios a los asociados y la realización de estudios y proyectos de investigación.

   El cultivo del champiñón es el segundo sector agrario más importante en la región, por detrás de la vid, y está estrechamente vinculado a las empresas agroalimentarias de transformación de este producto, ya sea como conserva tradicional o congelado, y a las que comercializan en fresco.

   La Rioja lidera la producción nacional de champiñón, con un 55% del total, con 72.000 toneladas de champiñón y 7.000 de setas durante la pasada campaña. El 75% se destina a la industria conservera, y el resto al mercado en fresco.

   En la actualidad, existen 198 explotaciones dedicadas al cultivo de hongos que suman 389 instalaciones (294 de champiñón y 95 de setas) en las que trabajan unas 1.300 personas, aunque se estima que de forma indirecta el sector genera 2.200 empleos.