El Centro de la Cultura del Rioja albergará desde la próxima semana actividades de la Capitalidad Gastronómica

Gamarra, Sáez Rojo Y Montes, En El Interior Del CCR
EUROPA PRESS
Actualizado 18/05/2012 15:37:02 CET

El proyecto museográfico, con un coste inicial de 1,8 millones, se licitará "en 2 ó 3 fases" para abrir al completo "esta Legislatura"

LOGROÑO, 18 May. (EUROPA PRESS) -

El Centro de la Cultura del Rioja albergará desde la próxima semana actividades relacionadas con la Capitalidad Gastronómica de Logroño, además de que podrá ser visitado por el público "para que los logroñeses lo vayan conociendo" y se realizarán en su interior "algunos eventos importantes".

Así lo ha asegurado este viernes la alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, quien, junto con los concejales de Alcaldía, Javier Merino; Desarrollo Urbano, Pedro Sáez Rojo; y Cultura y Turismo, Pilar Montes, ha visitado el edificio que ocupa la manzana entre Mercaderes, Ruavieja y Marqués de San Nicolás y que albergará en el futuro el Centro de la Cultura del Rioja.

Gamarra ha recordado que la construcción del edificio, por el que ha realizado un recorrido completo desde el sótano hasta sus dos plantes, pasando por el gran patio de luces, finalizó hace poco más de un mes "cuando lo recibió oficialmente el Ayuntamiento y será abierto al público en pocos días para a partir de entonces albergar actividades de manera periódica".

Como ha explicado la alcaldesa, "el proyecto que nos marcamos desde el inicio de este mandato fue llevar vida, actividad, al Casco Antiguo, y éste sin duda es un elemento clave para la dinamización de este entorno".

"Con este objetivo -ha añadido-, lo prioritario era finalizar las obras y abrirlo a los ciudadanos, tanto a los vecinos de Logroño como a los que nos visitan, con la mayor actividad posible". Ha recordado que "es una inversión de todos los logroñeses, de más de 12 millones, y que ha trascendido a varias Corporaciones, a las que hay que reconocer el trabajo".

El acondicionamiento como museo referente del vino de Rioja se acometerá en los próximos meses, buscando un centro que se singularice de otras ofertas ya existentes y que base su oferta en la cultura del Rioja de un modo interactivo, dedicando también un amplio espacio a la formación.

EL EDIFICIO.

El edificio se ha levantado en el solar que antiguamente ocupó el Palacio de los Yangüas, también conocido como Casa de la Virgen, del que apenas quedaban restos. El Centro de la Cultura del Rioja es una gran obra del arquitecto Jesús Marino Pascual, un artista de reconocido prestigio que el pasado año recibió el Galardón de las Artes que concede el Gobierno de La Rioja.

Marino Pascual ha señalado en varias ocasiones la complejidad de la actuación, debido a las características constructivas de la Casa de los Yangüas. La cuidadosa demolición que se hizo de los restos que aún permanecían permitió retirar lo inservible y recuperar piezas originales del balcón esquinado o una gran prensa del complejo vinícola del Palacio.

Sobre los vestigios de este Palacio del siglo XVI se ha levantado un proyecto innovador que ha conjugado la historia con la modernidad. El botellero que ocupa dos de las fachadas del edificio es sin duda el elemento más representativo, llamado a ser un gran emblema del Casco Antiguo.

Destaca también la cubierta traslúcida, que sigue la geometría de los tejados propios de esta zona de la ciudad aunque invertidos y de los edificios preexistentes. A través de ella queda iluminado el interior del centro tanto de día como de noche.

La distribución de los espacios interiores parte de un gran patio, a modo de salón de la ciudad, al que se accede desde las tres calles que rodean el conjunto. El pavimento del mismo, climatizado para ofrecer frío o calor según la época del año, ofrece un dibujo de las piedras de los lagares originales que allí hubo. En esta plaza se enmarcan unos volúmenes de hormigón en color vino descriptivos del parcelario medieval de la ciudad.

La escalera palaciega, con los peldaños de arranque exactos a los originales, es el elemento vertebrador del complejo. Además, en la planta sótano, un gran lagar rojo con muros arqueados manteniendo la antigua estructura. En esta planta, dos calados originales que han sido recuperados y unas salas de catas profesionales ya completamente equipadas.

El Ayuntamiento realizó la recepción de las obras a finales del mes de marzo, después de haberse tenido que ejecutar dos modificados que retrasaron y encarecieron el proyecto. En total, el Centro de la Cultura del Rioja ha costado cerca de 12 millones de euros, tras haber sido adjudicado en 9,9 millones. A partir de ahora habrá que cuantificar su acondicionamiento y programa museográfico y su mantenimiento posterior.

PROYECTO MUSEOGRÁFICO.

En este sentido, la alcaldesa ha confirmado que el proyecto museográfico ha sido recibido en el Ayuntamiento, con un coste inicial de 1,8 millones, y que se está revisando, para adaptarlo a los condicionantes de la coyuntura actual, que de entrada supondrán la ejecución del mismo en varias fases.

"En estos momentos -ha reiterado Gamarra- habiendo finalizado las obras, lo prioritario era ponerlo a disposición de la ciudad, que comience a generar esa actividad que el Casco Antiguo necesita, como ya lo ha demostrado el Espacio Lagares, que inauguramos en el verano, y muy pronto lo hará la Universidad y la Fundación Dialnet desde la Casa de la Inquisición".

Por otra parte, Cuca Gamarra ha destacado la recuperación patrimonial que para Logroño supone la ejecución del este proyecto y la calidad y singularidad arquitectónica del mismo, al haberse conseguido conjugar elementos originales del edificio y entorno con el diseño más actual.

"El conjunto nos ofrece un gran referente arquitectónico en el corazón de la ciudad que estoy segura va a resultar muy atractivo desde el punto de vista de nuestra promoción exterior", ha concluido la primera edil.