El CIBIR logra financiación del departamento de Defensa de EEUU para investigar sobre prevención lesiones de retina

Presentación proyecto CIBIR
EUROPA PRESS
Actualizado 07/07/2015 9:11:49 CET

LOGROÑO, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Salud y Servicios Sociales, José Ignacio Nieto, ha anunciado esta mañana en rueda informativa que el Departamento de Defensa de Estados Unidos ha seleccionado un proyecto del Centro de Investigación Biomédica de La Rioja (CIBIR), liderado por los doctores Alfredo Martínez e Ignacio Larráyoz, y le ha concedido financiación por importe de 250.000 dólares (186.177 euros).

A esta convocatoria se presentaron 127 proyectos de todo el mundo, de los cuales 72 pasaron la primera selección, y solo 12 obtuvieron la financiación solicitada.

Durante la comparecencia, Nieto ha estado acompañado por el gerente de la Fundación Rioja Salud, Javier Aparicio; el coordinador de Investigación del CIBIR, Eduardo Mirpuri; y los doctores responsables del proyecto seleccionado, Alfredo Martínez y Larráyoz.

Nieto ha explicado que el departamento de Defensa de Estados Unidos dedica una parte de su presupuesto a financiar proyectos de investigación que puedan tener utilidad para la prevención o el tratamiento de dolencias que puedan sufrir sus soldados, veteranos o sus familias. En esta línea de trabajo, el año pasado publicaron una convocatoria para proyectos que intentasen prevenir las lesiones de la retina producidas por traumatismos.

El proyecto, coordinado desde La Rioja, cuenta con 3 grupos de trabajo, ha explicado Martínez, en el que trabajarán como titulares 6 personas. En el CIBIR se llevarán a cabo todos los estudios relacionados con células en cultivo y con la caracterización molecular de las proteínas relacionadas con la respuesta al frío.

Un segundo equipo, en la Universidad de Buenos Aires (Argentina), se encargará del modelo animal con ratas. En tercer lugar, el Departamento de Química Orgánica de la Universidad San Pablo-CEU (Madrid) trabajará en la búsqueda de las moléculas que activen la cascada del frío sin recurrir a un descenso de la temperatura.

Basándose en estudios anteriores del grupo del CIBIR, la hipótesis de este proyecto que ha resultado seleccionado es que la aplicación de frío (hipotermia) inmediatamente después de un traumatismo puede disminuir las reacciones bioquímicas que llevan finalmente a la muerte de las células de la retina. Para demostrar esta hipótesis, se estudiará la influencia del frío en células de la retina en cultivo, se analizarán las proteínas que responden al frío, se hará un modelo animal en ratas y se identificarán moléculas químicas capaces de emular este proceso sin necesidad de bajar la temperatura del órgano dañado.

NUMEROSAS APLICACIONES

Si se demuestra la hipótesis inicial, este proyecto puede tener numerosas aplicaciones. En primer lugar, se trata de un método barato y fácil de aplicar que puede salvar la visión de muchas personas heridas en los campos de batalla o en accidentes de tráfico.

En segundo lugar, si se identifican y caracterizan nuevas moléculas capaces de inducir las ventajas de la hipotermia sin necesidad de bajar la temperatura, se podrá aplicar este método en órganos internos a los que no se puede llegar con una fuente de frío externa, como pueden ser el hígado, el cerebro, los riñones, el bazo y otros órganos internos que pueden resultar dañados durante un traumatismo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies