El CIBIR participa en el proyecto de un nuevo sistema no invasivo de detección de metástasis en cáncer de mama

 

El CIBIR participa en el proyecto de un nuevo sistema no invasivo de detección de metástasis en cáncer de mama

El equipo investigador
GOBIERNO DE LA RIOJA
Publicado 04/05/2017 14:39:36CET

   LOGROÑO, 4 May. (EUROPA PRESS) -

   Investigadores del CIBIR participan en el proyecto HypoSens, que consistirá en el desarrollo de un dispositivo que sustituya de forma no invasiva a la cirugía en la detección de metástasis en cáncer de mama. El proyecto se ha presentado en Healthio, evento que sirve como encuentro entre profesionales de la salud, pacientes y compañías innovadoras que se ha desarrollado en Barcelona entre el 3 y 5 de mayo.

   HypoSens forma parte de un proyecto europeo que comenzó el 1 de noviembre de 2016 y que se prolongará durante 3 años. El mismo es financiado por la Comisión Europea bajo el programa Horizon 2020, en el que participa la Unidad de Angiogénesis del área de Oncología del CIBIR, bajo la dirección de Alfredo Martínez.

   La participación del CIBIR se centrará en la validación del nuevo sistema de detección de metástasis en los ganglios, que consiste en la inyección en la mama de unas nanopartículas capaces de detectar pequeños cambios de temperatura y de falta de oxígeno.

El contacto de estas nanopartículas con los ganglios de la axila provocará la unión a las células tumorales por medio de unos anticuerpos. Mediante la utilización de un láser especial, se excitará a las nanopartículas y se comprobará su respuesta, determinando si los ganglios contienen células tumorales.

   Precisamente, la aplicación de esta tecnología evitará la cirugía y los inconvenientes asociados a la misma y proporcionará una mejora sustancial del diagnóstico, un tratamiento más eficaz y la mejora en la calidad de vida y el bienestar de los pacientes. Además de su característica no invasiva, el nuevo sistema producirá resultados en tiempo real y será más seguro ya que no libera ninguna radiación.

   En el proyecto participan nueve instituciones de cinco países. La construcción de las nanopartículas se realiza en el Instituto Max Planck de Alemania y en la Universidad de Sofía (Bulgaria).

   Por su parte, el dispositivo óptico se construye en el Instituto Technion de Israel, y la comprobación del funcionamiento se realizará en el CIBIR mediante la utilización de células en cultivo, modelos de cáncer de mama en ratones y, por último, especímenes clínicos obtenidos de pacientes con cáncer de mama.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies