El Colegio de Aparejadores contará para principios de 2008 con su nueva sede en Herrerías con un coste de 3 millones

 

El Colegio de Aparejadores contará para principios de 2008 con su nueva sede en Herrerías con un coste de 3 millones

Actualizado 01/02/2006 15:34:24 CET

El estudio de arquitectos DGN hará el proyecto que recuperará el edificio original del siglo XVIII en fachada y arcos del sótano

LOGROÑO, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de La Rioja (COAATR) contará para principios del año 2008 con su nueva sede, situada en el número 39 de la calle Herrerías, según un proyecto realizado por el estudio de arquitectos DGN, que cuenta con una inversión de 3 millones de euros.

El alcalde de Logroño, Julio Revuelta, y el presidente del COAATR, Jesús Ezquerro, presentaron hoy el anteproyecto de las nuevas instalaciones, que ha resultado ganador del concurso de ideas convocado para este fin, el presentado por la empresa DGN Arquitectos, formado por Daniel Ascorbe, Gracia Íñigo Mendoza e Ignacio Yoldi, junto con el aparejador Santos Aranzubía.

De las siete propuestas presentadas, el Colegio ha optado por el anteproyecto de DGN Arquitectos "por el entendimiento del edificio que, sin renunciar a su carácter palaciego, atiende la funcionalidad del programa exigido".

Además, según señala el acta del jurado, "introduce aportaciones formales en su interior que resuelven con limpieza problemas de orden espacial y de instalaciones y establece conexiones con la modernidad exigible para el futuro de la institución promotora del concurso".

Además, se entregó un accésit al anteproyecto presentado por los arquitectos Javier Dulín Íñiguez, Enrique Lacalle Blanco, Marta Martínez Cañas y el aparejador Fernando Martínez Romero. De esta propuesta, el COAATR valoró "la lectura de la estructura propia del edificio y el orden funcional introducido, en el que destaca la solución propuesta para el salón de actos".

El Colegio prevé que el inicio de las obras se produzca en enero de 2007 y su finalización en febrero o marzo de 2008, tras una duración de entre 12 y 14 meses. La inauguración oficial se realizará el 2 de junio de 2008, coincidiendo con la celebración del patrón de los aparejadores y arquitectos técnicos, San Juan de Ortega.

El plazo para la presentación de ofertas para la construcción se abrirá en septiembre de 2006, mientras que la adjudicación de la obra se comunicará el 26 de diciembre del presente año.

La nueva sede permitirá al Colegio disponer de una superficie de 2.125 m2, casi tres veces más que en la actual de Jorge Vigón 72, gracias a los cuales podrá ampliar el gabinete técnico y albergar tres nuevos espacios.

Serán en concreto, un aparcamiento para 11 plazas, una sala de exposiciones y la sede de su nueva Fundación Cultural, que tendrá como fin impulsar y promocionar actividades socioculturales, como la publicación de libros, colaboraciones con investigadores y la organización de concursos de literatura, pintura, escultura y fotografía, que el COATTR lleva convocando desde hace varios años.

Con su traslado, el COAATR, según apuntó su presidente, Jesús Ezquerro, satisface su aspiración de tener una sede más grande y céntrica y su deseo de "poder devolver a la ciudad lo que ella nos da, contribuyendo a la rehabilitación de una zona tan importante como el Casco Antiguo", donde ya tuvo su sede el colegio hasta mediados de los años 80.

La inversión total que realizará el Colegio asciende a tres millones de euros, incluyendo la adquisición del inmueble a la empresa Intur, el proyecto y la ejecución de obra.

El edificio ubicado en el número 39 de la calle Herrerías, conocido popularmente como 'edificio Pastrana', es una de las construcciones civiles más importantes que conserva el casco histórico de Logroño, con un edificio construido en el siglo XVIII sobre la base de otro del siglo XVI, ahora tapado por diversas reformas realizadas a lo largo del siglo XX.

Se encuentra incluido dentro del Plan Especial de Reforma Interior (PERI) Nº 2 denominado Herrerías, promovido por el Ayuntamiento de Logroño. Se compone de dos cuerpos principales: el actual número 39 de la calle Herrerías y la trasera del mismo, con fachada a la calle Mayor (Marqués de San Nicolás).

Su rehabilitación, además de dotar a la futura sede de modernos espacios funcionales, plantea la recuperación del aspecto exterior original, actualmente enmascarado por las sucesivas reformas realizadas a lo largo de su historia.

Con este fin, en la planta baja, se eliminará el aplacado de mármol, de colocación moderna, para hacer evidente la sillería de arenisca, que será saneada; mientras que, en las plantas superiores, se saneará el ladrillo y se eliminará el revoque de cal.

La propuesta de DGN Arquitectos, según explicó uno de sus miembros, Ignacio Yoldi, se fundamenta "en mantener y potenciar la tipología del edificio existente, eliminando aquellos elementos superfluos que dificultan una visión clara del conjunto".

"Al eliminar los elementos 'añadidos', se pretende transmitir al conjunto del edifico una claridad de espacios que se traduzca en funcionalidad. Es decir, tiene como fin conservar y rehabilitar un edificio de gran valor patrimonial y a la vez convertirlo en la sede del COAATR", apuntó.

Por su parte, el alcalde Julio Revuelta agradeción "la decisión de invertir y hacer una nueva sede por parte del Colegio, porque esto significa casi siempre dar mejor servicio a los profesionales y a la sociedad; además, que se haga en el Casco Antiguo, en un momento importante para la zona; y que se haya realizado por concurso, lo que permite presentarse a más gente y que el resultado sea mejor".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies