Completada la reparación del desprendimiento en la LR-250 en Soto en Cameros

Imagen de la visita
GOBIERNO DE LA RIOJA
Publicado 09/03/2017 14:34:26CET

   LOGROÑO, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El Gobierno de La Rioja ha completado la reparación del reciente desprendimiento registrado en la carretera LR-250 en Soto en Cameros con el fin de garantizar la seguridad vial en este punto del corredor del valle del Leza.

   La actuación ha consistido, en primer lugar, en la limpieza y saneamiento del talud para eliminar la vegetación y la maleza que puedan ocasionar nuevos daños en el macizo rocoso.

   En segundo término, se ha estabilizado la ladera con la colocación de una malla de triple torsión y red de cable para evitar la caída de piedras de gran tamaño sobre la calzada.

   El consejero de Fomento y Política Territorial, Carlos Cuevas, y el alcalde de Soto en Cameros, Pedro Cristóbal, se han desplazado este jueves hasta el kilómetro 21 de la LR-250, donde se produjo el desprendimiento el pasado 13 de febrero.

   Esta incidencia ocasionó, en un primer momento, el corte total de la carretera durante unas horas al comienzo de la jornada. Una vez que comenzó la retirada de las piedras se habilitó el paso alternativo de los vehículos, quedando reestablecida la normalidad para la circulación a mediodía tras un periodo de cuatro horas de intensa actividad y trabajo.

   "No nos cansamos de repetir que la seguridad es la prioridad del Gobierno de La Rioja en el ámbito de carreteras", ha subrayado Carlos Cuevas.

   "Hemos intervenido desde un primer momento en la reparación de este desprendimiento y en apenas 20 días hemos logrado que se resuelvan de manera definitiva los problemas detectados en este punto. Los riojanos pueden circular con absoluta tranquilidad por este punto de la red autonómica", ha añadido.

PREVENCIÓN.

   Las condiciones climatológicas y la orografía del terreno son los factores determinantes de este nuevo desprendimiento en el corredor del valle del Leza. Este incidente exigía una intervención urgente y de emergencia para evitar el riesgo de nuevos desprendimientos que comprometieran la seguridad vial en este punto.

   La empresa Solutioma se ha encargado de esta obra, cuyo presupuesto ha ascendido a 41.925 euros. La intervención se ha prolongado con carácter preventivo en otros puntos kilométricos de la LR-250 (18,8; 18,89; 19; 19,1 y 19,5, además del 21, donde se registraron los desprendimientos) con el fin de reducir el riesgo de nuevos episodios.

   De manera complementaria también se ha llevado una actuación similar en la LR-113 en Anguiano, entre los kilómetros 45,45 y 45,53, donde también se ha limpiado la vegetación en el talud y se ha colocado una malla antierosión para evitar el desprendimiento de rocas y tierra.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies