Condenan a tres años de prisión dos acusadas de tráfico de drogas

 

Condenan a tres años de prisión dos acusadas de tráfico de drogas

Actualizado 16/09/2006 12:42:20 CET

LOGROÑO, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

La titular del Juzgado de lo Penal número 2 de Logroño ha condenado a tres años de prisión a cada una de las dos acusadas por un delito de tráfico de drogas, sobre las que pesa la atenuante de ser adictas a las sustancias estupefacientes. Además, se absuelve a una tercera acusada.

En la sentencia, se apunta que el comercio de objeto a cambio de sustancias estupefacientes que realizaban las acusadas llamó la atención de la Policía Nacional que estableció, por ello, un dispositivo de vigilancia "que comprobó efectivamente" este intercambio.

Por ello, el Juzgado de Instrucción encargado del caso decretó en enero de 2005 la entrada y registro en el piso que compartían las tres jóvenes, situado en la calle Vélez de Guevara de Logroño. Allí se encontró una caja metálica de caudales, escondida entre la ropa de un armario, que contenía dos librillos de papel de fumar, una libreta de anotaciones manuscritas con nombres de personas y cantidades.

También se halló una balanza de precisión marca 'Tanita', un pastillero con una pastilla de tranquimazin, seis trozos de hachis con un peso neto de 1,12 gramos, así como 579,52 euros y una cadena de oro, "procedentes de la enajenación de la droga"; una bolsita termosellada con un peso neto de 1,74 gramos de cocaína, con una pureza del 72,5 por ciento".

Además, se encontró una bolsita con autocierre, conteniendo 1,25 gramos de heroína del 36 por ciento y un trocito de 0,38 gramos de hachis, "portados por una de las acusadas ocultos entre sus ropas, así como una bolsa de plástico con recortes circulares, en la que habían preparado anteriormente bolsitas con más sustancia y una pipa metálica".

En la habitación de la misma acusada se encontraron varios brazaletes plateados y de bronce, con etiquetas de un establecimiento de bisutería de la capital riojana; diversa ropa deportiva, relojes de pulsera, un casco de moto, seis teléfonos móviles y varias tarjetas SIM, "todos los efectos hallados son las ganancias obtenidas del tráfico ilícito".

La sentencia reconoce que todos estos hechos son un delito contra la salud pública, del que son responsables dos de las acusadas, a las que se tiene en cuenta como circunstancia atenuante su "grave adicción a las sustancias estupefacientes", mientras que la tercera acusada en el juicio fue absuelta de toda responsabilidad.

La Fiscalía planteó en la vista penas de tres años de cárcel para cada una de las acusadas, que han sido las finalmente impuestas por la juez. A ello se suma el decomiso de las sustancias encontradas y de los efectos intervenidos en el domicilio, así como una multa de 481,18 euros por el valor de las sustancias intervenidas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies