El Consejo Regulador reestructura su organigrama para separar "con claridad" organismos de control y de gestión

Lecea y Lapuente explican los cambios estructurales en el Consejo Regulador
EUROPA PRESS
Actualizado 17/12/2013 20:59:03 CET

LOGROÑO, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Consejo Regulador de la DOC Rioja ha reestructurado su organigrama para separar "con claridad" sus organismos de control y de gestión, así como para nombrar al hasta ahora secretario general de la entidad, José Luis Lapuente, como director general.

El presidente del Consejo, Luis Alberto Lecea, junto con el propio Lapuente, ha informado este viernes de este cambio de estructura, definido por el nuevo pleno constituido el pasado 4 de julio, y que supone, ha dicho, "determinar y clarificar las funciones de cada uno de los órganos, manteniendo el de control independiente".

Esta estructura sigue los criterios establecidos tras la implantación de la Organización Interprofesional como Órgano de Gestión del Consejo en marzo de 2004 y que pretende dotar a la entidad de un esquema operativo, marcando las funciones del presidente, secretario y diferentes Departamentos.

En este sentido, el organigrama del Consejo Regulador separa con claridad dentro de su estructura al Órgano de Control, conformado por el Servicio Habilitado de Veedores, de carácter independiente.

El presidente "mantiene su función primordial estatutaria de máximo representante legal de la entidad y el secretario pasa a denominarse director general, situado al frente de todos los servicios que comprende el Órgano de Gestión del Consejo y coordinando con el Órgano de Control el apoyo necesario para la realización de sus tareas", como ha explicado Lecea.

"En definitiva se trata de hacer efectiva la delegación de las funciones habituales de gestión, según la posibilidad que contempla el Reglamento de la Denominación, siendo el responsable del día a día del Consejo. No hay ningún cambio, es poner sobre el papel lo que ya había", ha asegurado.

Por su parte, Lapuente ha subrayado que "se trata de dar normalidad a la organización, corregir alguna disfunción si es que alguna vez se había dado alguna, y todo dentro de un esquema lógico de funcionamiento". "Es una medida que busca profesionalizar más la estructura y optimizar la respuesta a los inscritos", ha concluido.