La criminalidad descendió un 1,5% en La Rioja el año pasado, con 120 delitos menos

Bretón, Raposo y Sanz, en la rueda de prensa
EUROPA PRESS
Publicado 01/03/2018 13:55:00CET

   LOGROÑO, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La criminalidad descendió un 1,5 por ciento en La Rioja el año pasado, al registrarse 7.877 infracciones penales, 120 menos que en 2016. Una situación que, como ha destacado este jueves el delegado del Gobierno en La Rioja, Alberto Bretón, supone "un hito más en la evolución positiva de los últimos cinco años", en los que los delitos han bajado un 22 por ciento en la comunidad.

   Son los principales datos del balance del pasado ejercicio que, este mediodía, ha ofrecido el delegado, junto con el coronel jefe de la X Zona de la Guardia Civil de La Rioja, José Raposo, y el jefe regional de Operaciones de la Policía Nacional de La Rioja, José Angel Sanz, y que, como ha insistido Bretón, es "muy positivo", ya que la tasa de criminalidad también ha bajado, en concreto, en 3 décimas.

   En detalle, además del descenso respecto al año 2016, el delegado ha hecho especial hincapié en la evolución experimentada en el número de delitos con respecto al año 2012. Un ejercicio en el que hubo 10.154 delitos, "y tras el que se ha ido bajando de forma consecutiva en los años siguientes", entre un 4 y un 6 por ciento, hasta el 1,5 por ciento menos de 2017, con 7.877 infracciones.

   "En conjunto -ha dicho Bretón- un descenso de casi 2.300 delitos menos en estos cinco años, un 22 por ciento de descenso, una evolución muy buena en el número total de infracciones, pero que también se refleja en el descenso continuado de la tasa de criminalidad".

   Este dato, en concreto, quedó fijado el año pasado en 25 delitos por cada 1.000 habitantes, frente a los 25,3 delitos por cada 1.000 habitantes del año 2016, lo que supone una tasa de reducción acumulada respecto al año 2012 -cuando la tasa alcanzaba un 31,4 por ciento- de un 6,4 por ciento menos.

   También se ha referido el delegado a la comparación de la tasa de criminalidad en La Rioja respecto a la media nacional, "que ha subido siete décimas" en el último año, hasta quedar en 43,9 por 1.000. De este modo, la comunidad riojana es una de las cinco en las que esta cifra desciende, junto con Valencia, Navarra, Aragón y Asturias.

   En concreto, con este dato de 2017, La Rioja quedó el año pasado como la tercera región con la tasa de criminalidad más baja, "cinco décimas por debajo de Extremadura y tres décimas por debajo de Asturias", y "una de las más bajas de nuestra historia".

LAS CIFRAS AL DETALLE.

   Con estos datos a nivel regional, Bretón ha subrayado que, por segundo año consecutivo, La Rioja se sitúa por debajo de los 8.000 delitos cometidos en doce meses. Del total de 7.877 delitos, el 50,2 por ciento, 3.954, fueron leves, "las antiguas faltas", mientras que el 49,8 por ciento restante fueron graves o menos graves.

   De la totalidad de delitos registrados en 2017, el 72 por ciento fueron contra el patrimonio, con 88 menos respecto al año precedente. La mayoría de ellas fueron hurtos, con 2.563 casos, el 45 por ciento del total; los robos con fuerza fueron 1.271; robos con violencia, 104, "en descenso"; y los robos de vehículos, 89.

   Sí que ha reconocido Alberto Bretón que se ha dado un ascenso en el número de robos en domicilios, con 93 más, "pero es una cifra que está muy por debajo de las registradas en los años 2013, 2014 ó 2015, cuando se alcanzaban los 800", frente a los 587 del año pasado. De ello, 382 fueron en viviendas, y el resto, en trasteros y anexos, un 35 por ciento.

   Por otro lado, el 19,34 por ciento del total de las infracciones fueron delitos contra la vida, la integridad y la libertad de las personas, 53 más.

   Y, aunque el delegado ha celebrado que, en 2017, "no haya habido ningún homicidio ni asesinato", sí ha lamentado que buena parte de los casos, 489, se hayan cometido en el ámbito familiar, por otros 549 delitos de lesiones registrados fuera de este ámbito.

   Además, el año pasado hubo 198 delitos contra la seguridad vial y otros 80 por tráfico de drogas. También se produjeron 90 robos en explotaciones agrícolas o ganaderas, cinco menos que en el ejercicio anterior, "frente, por ejemplo, al año 2013, el que más hubo, con 143 casos".

   Alberto Bretón ha destacado, por último, que sube hasta el 40,3 por ciento del total el número de delitos resueltos en 2017, mientras que 2.908 personas han sido en este periodo detenidos o investigados, de los que 2.005 fueron de nacionalidad española y los 853 restantes, extranjeros.

LOS DATOS EN LOGROÑO.

   Ha ofrecido también el delegado del Gobierno un avance de los datos de criminalidad en Logroño, donde se ha registrado un descenso del 2,8 por ciento en el número de delitos, lo que supone 122 menos, desde los 4.390 de 2016 a los 4.268 del año pasado. De ellos, un 56 por ciento tuvieron carácter leve y el 44 por ciento restante, graves y menos graves.

   A ello ha sumado que también se ha registrado en el último ejercicio un descenso en la tasa de criminalidad en la capital riojana, que ha quedado fijada en 28,3 infracciones por cada mil habitantes, lo que supone una bajada de ocho décimas con respecto al año 2016.

   Bretón ha destacado especialmente que esta cifra significa, además, que hay 11,4 puntos acumulados de descenso en el periodo 2012-2017, "con lo que podemos decir que Logroño registra el quinto año consecutivo de descenso tanto en el número de delitos como en la tasa de criminalidad".

   Con todos estos datos en la mano, el delegado ha felicitado a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en La Rioja por "haber hecho posible que un año más, y ya van cinco de manera consecutiva, haya vuelto a descender la criminalidad en la región, que además se mantiene como la tercera comunidad más segura de España".

   Igualmente, ha destacado la "efectividad de la Policía Nacional y la Guardia Civil en el esclarecimiento de los casos y en la detención de los causantes, dos estadísticas que también han tenido un comportamiento al alza muy positivo".