Cuevas cree que el cambio es "para intentar salvar al PSOE, no para salvar a España de la crisis"

Actualizado 20/10/2010 16:34:15 CET

LOGROÑO, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del Partido Popular de La Rioja, Carlos Cuevas, tras conocer la remodelación del Gobierno de Zapatero anunciada hoy, ha afirmado que "es la remodelación para intentar salvar al PSOE, no para salvar a España de la crisis económica".

"Así, como él mismo ha recalcado, hace una remodelación política y para comunicar mejor, pero no cambia al equipo económico que nos ha llevado a esta crisis económica que ha supuesto más paro, más deuda, más impuestos y menos derechos sociales", explica Carlos Cuevas, quien recalca, como ha dicho el presidente de La Rioja, Pedro Sanz, que el Gobierno de Zapatero "está en liquidación por cierre".

Esta remodelación del Gobierno "supone los mismos mimbres para un cesto en descomposición, es el mismo desgobierno que hasta ahora". "Es la crónica anunciada de un gobierno en descomposición, es alargar la agonía y, por lo tanto, no es una buena noticia", afirma Carlos Cuevas.

"La buena noticia hubiera sido que Zapatero convocaba elecciones" y, como ha afirmado el presidente nacional del PP, Mariano Rajoy, que "aplicara el artículo 115 de la Constitución, para disolver las Cortes y convocar elecciones, en lugar del 100, para cambiar a los miembros del Gobierno", añade Carlos Cuevas.

Además, "Zapatero ha reconocido que los ministerios de Igualdad y Vivienda eran inservibles, pero mantiene la inservible Vicepresidencia Tercera y sigue sin traspasar Ciencia y Tecnología a Industria y Cultura a Educación, por lo tanto, la reducción de la administración central es mínima".

En este sentido, y "para demostrar que la reducción es puro teatro, ya ha recolocado, y lo ha hecho bien rápido, a las ministras Aido y Corredor como Secretarias de Estado".

En definitiva, "la remodelación significa improvisación, que es la pauta de Zapatero, quien se ha visto forzado a esta crisis de Gobierno". "Alguien que hace siete remodelaciones de Gobierno en seis años y que utiliza a 38 personas para distintas carteras, es que no tiene claro cómo dirigir el país ni con quién hacerlo", finaliza.