Una descastada corrida de 'Zalduendo' arruina la quinta de feria de San Mateo en Logroño

Contador
Ginés Marín torea en La Ribera de Logroño
EUROPA PRESS
Publicado 22/09/2017 21:47:56CET

   LOGROÑO, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Tarde para el olvido la vivida hoy en la plaza de toros de 'La Ribera' de Logroño, aunque también es verdad que corridas tan descastadas como la de 'Zalduendo' enseguida se borran de la memoria del aficionado.

   Alternaban tres de los matadores triunfadores de la feria de San Isidro, Joselito Adame, Juan del Álamo y Ginés Marín - sobre todo estos dos últimos- pero eso no fue reclamo suficiente para el público, que apenas llego a poblar en algo más de un cuarto los tendidos.

   Entre los toros, bien presentados en general, pero faltos de raza, fuerza y casta, ha destacado como el menos malo, el cuarto, - de nombre 'Balanza', castaño chorreado morcillo, de 592 kilos, con el que el mexicano Joselito Adame ha podido emplearse en algunos momentos de la faena, ofreciendo reposo en su toreo, sobre todo con la mano derecha. A pesar de ello, y ya con el público entregado, el morlaco se ha rajado a mitad de la actuación, matando de forma defectuosa. Silencio para el azteca

   Y es que si hablamos de estocada, la tónica del festejo ha sido el de las espadas caídas, y algún que otro pinchazo. Precisamente, es lo que le ha ocurrido al de Aguascalientes con el que ha abierto plaza, un negro de 556 kilos, de nombre 'Tirano', al que ha pasaportado de un espadazo desprendido.

   Antes, el mayor de los Adame ha tenido que lidiar un flojo animal con el que ha tenido que sostener la muleta a media altura, con series muy cortas para evitar que se apagase antes de tiempo, finalizando la faena entre los pitones. Todo ello ha propiciado que se le pidiera la oreja, siendo ovacionado por el público.

   Por su parte, Del Álamo en su primero - de nombre 'Nibelungo', negro mulato listón, de 535 kilos- se ha topado con un deslucido animal, que a pesar de los intentos del salmantino, por ambos pitones, no ha logrado rematar. Con los aceros ha estado desafortunado, siendo silenciada su labor.

   El mismo resultado ha obtenido, con el sobrero - al ser enviado a corrales el quinto de la tarde, al perder varias veces las manos-. De chiqueros, ha salido un negro mulato listón, con 554 kilos, de nombre 'Resabiado', al que el diestro le ha ofrecido una faena larga, con más predisposición que calidad, que unida a la mala ejecución con la espada, no ha despertado el interés en los tendidos.

   Ginés Marín, que hacía su presentación en la plaza logroñesa, ha visto silenciadas sus dos actuaciones, tras enfrentarse a dos astados del hierro cacereño, débiles y sin raza. Con su primero - el tercero de la corrida- de nombre 'Atildado', negro de 538 kilos, el gaditano ha logrado algunos pases sueltos de calidad, ofrecidos con la mano derecha. Ha matado de estocada desprendida y dos descabellos.

El que ha cerrado plaza, 'Refugio', otro negro de 565 kilos, tampoco le ha servido a Marín para el triunfo, dada su escasa raza. A pesar de ello, se ha empleado con una faena bastante larga, en la que ha buscado templar al animal, destacando una buena tanda en redondo, pero que no ha sido suficiente para levantar la tarde. Ha pinchado en varias ocasiones lo que le ha llevado a ser silenciado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies