Desmantelado un nuevo taller clandestino de calzado en Arnedo

 

Desmantelado un nuevo taller clandestino de calzado en Arnedo

Taller clandestino encontrado en Arnedo
POLICÍA NACIONAL
Actualizado 31/03/2017 18:29:44 CET

   LOGROÑO, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La Policía Nacional ha desmantelado un segundo taller clandestino de calzado en Arnedo en el que doce personas, la mayoría de nacionalidad georgiana, trabajaban de noche. Ha sido detenido un hombre de la misma nacionalidad por un delito contra los derechos de los trabajadores y otro contra los derechos de los ciudadanos extranjeros.

   Tal y como ha informado la Policía Nacional, se trata de la segunda operación contra la explotación laboral, después de que el pasado 24 de febrero se desmantelara, en la misma localidad, otro taller clandestino de confección de calzado. Entonces fueron detenidos un padre y su hijo, de origen georgiano.

   El taller desmantelado hoy estaba situado a la entrada de Arnedo, en la zona de supermercados, y no reunía las mínimas medidas de seguridad e higiene, al margen de carecer de los controles e inspecciones reglamentarias

    El detenido, también de nacionalidad georgiana y de 36 años, explotaba laboralmente a sus empleados a los que tenía sin contrato laboral ni seguridad social.

   Las actuaciones han sido llevadas a cabo por agentes de la Brigada de Extranjería y Fronteras de esta Jefatura Superior en colaboración con la Inspección de Trabajo.

   Tal y como han relatado, las investigaciones comenzaron gracias a una información recibida, que hizo que los agentes se desplazaran a una nave situada a la entrada de Arnedo (La Rioja), en la zona de los supermercados, estableciendo un dispositivo de vigilancia.

   Pudieron comprobar cómo, en el interior de la misma, estaba instalado un taller clandestino destinado a la confección de calzado, el cual, tenía tapados todos sus ventanales para que no pudiera verse la luz desde el exterior, evitando poder ser detectado o sufrir una inspección.

   Una vez realizada la correspondiente inspección laboral, se pudo determinar que en el local trabajaban doce personas, diez de nacionalidad georgiana, una ecuatoriana y otra española, "bajo unas condiciones precarias e insalubres en jornadas nocturnas de doce horas".

   Hasta once trabajadores se encontraban en situación ilegal y sin permiso para trabajar en España. El detenido se aprovechaba del estado de precariedad y necesidad de sus empleados para obtener el máximo beneficio económico, y bajo la promesa de facilitar los correspondientes permisos de residencia y trabajo. Además, les hacía trabajar en horario nocturno para no ser detectados a raíz de la inspección anterior.

   Igualmente fueron detenidos los trabajadores en situación ilegal en España que, una vez incoados los correspondientes expedientes administrativos, quedaron en libertad.

   Las diligencias policiales, junto a la persona detenida, fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial en Calahorra, quién decretó su libertad con cargos.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies