La duración de la jornada laboral de los riojanos desciende un 3,7% en el último año, según Randstad

Publicado 16/07/2018 14:00:48CET

   LOGROÑO, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La jornada laboral efectiva de los trabajadores riojanos desciende un 3,7 por ciento en el último año, según un análisis realizado por la empresa de recursos humanos Randstad. En concreto, los ocupados de la región realizaron, de media, 393,6 horas laborales durante el primer trimestre del año, lo que supone un descenso de 15,3 horas respecto al mismo periodo de 2017.

   Según Randstad, se trata de la segunda cifra más baja de los últimos diez años, solo superada por la registrada en 2016 (381,60). A nivel nacional, la jornada laboral efectiva se ha reducido un tres por ciento en 2018, hasta 394,2 horas laborales, lo que supone un descenso de 12,3 horas respecto al mismo periodo de 2017.

   Cuando se analiza la serie histórica a nivel nacional, se observa que la cifra registrada en 2008 era de 412,5 horas, un 4,4 por ciento más que el dato alcanzado en 2018. El año siguiente, 2009, se registró la cifra más alta de todo el periodo analizado (414,6). Tras mantenerse estable durante los tres años siguientes, en 2013 el número de horas efectivas descendió hasta las 398,4, para después superar las 400 en 2014 y 2015.

   El año 2016 registró el menor número de horas laborales del periodo analizado (389,1), pero esta cifra creció en 2017 hasta las 406,5 horas. En 2018 este dato ha vuelto a descender, un tres por ciento, hasta las 394,2 horas laborales, la segunda cifra más baja de toda la serie histórica.

   Según ha informado Randstad en un comunicado, el análisis se ha realizado sobre la evolución de jornada laboral efectiva de los trabajadores en España. Para ello, ha tenido en cuenta los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística de los primeros trimestres de 2008 a 2018. El estudio analiza la jornada realizada por los profesionales a nivel nacional, según la comunidad autónoma en la que reside el trabajador y por sector de actividad.

LA INDUSTRIA EL SECTOR QUE MÁS DECRECE EN LA RIOJA.

   También se ha analizado la jornada laboral efectiva según el sector de actividad del empleado. Según este parámetro se observa que, tanto en La Rioja como a nivel nacional, el número de horas desciende en todos los sectores respecto al año pasado.

   En la comunidad riojana, Industria el sector que más decrece. En concreto, la jornada laboral efectiva en Industria disminuye un 3,8 por ciento y se sitúa en 444 horas laborales.

   A continuación, se sitúa Servicios, con un descenso del 3,5 por ciento en la jornada laboral efectiva. Los trabajadores de este sector registraron un total de 369,6 horas durante el primer trimestre de 2018. Por último, en el sector de la Construcción, los ocupados realizaron 450,90 horas y la jornada laboral efectiva descendió un 3,2 por ciento respecto al año anterior.

   Randstad tiene en cuenta la evolución de la jornada laboral efectiva según la región en la que reside el trabajador. Madrid es la comunidad en la que más horas se trabajan; en concreto cada madrileño registró 405,6 horas durante el primer trimestre de 2018, 11,4 horas más que la media de españoles.

   Por encima de las 400 horas se sitúan también Canarias (402,6), Cantabria (401,4) y Cataluña (400,5). Galicia y Asturias registran valores por debajo de las 400 horas, pero por encima de la media nacional (394,2).

   En el lado contrario, La Rioja (393,6), Baleares (392,4), Navarra y Comunitat Valenciana (391,5) se sitúan por debajo de la media nacional, pero con valores superiores a las 390 horas registradas.

   Las jornadas laborales efectivas más reducidas se registran en Extremadura (377,7), Euskadi (380,7), Andalucía (383,1), Castilla y León (384,9), Aragón (386,7), Murcia (388,5) y Castilla-La Mancha (389,4).

   Cuando se analiza la variación del número de horas trabajadas respecto a 2017, se observa que, en todas las comunidades desciende la jornada laboral, siendo Murcia (4,9 por ciento menos), Castilla-La Mancha (cuatro por ciento menos) y Canarias (3,9 por ciento menos) las regiones en las que más decrecen.

   En el lado opuesto, Aragón, Castilla y León (1,8 por ciento menos), Baleares y Extremadura (1,9 por ciento menos) registran los menores descensos.