El edificio de la actual Estación de buses estará rehabilitado para finales de 2018 o principios de 2019

El actual edificio de la estación de autobuses
EUROPA PRESS
Publicado 04/04/2018 14:01:53CET

   LOGROÑO, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El edificio de la actual Estación de Autobuses de Logroño estará rehabilitado para finales de este año 2018 o para principios de 2019, según ha avanzado este miércoles el portavoz del equipo de Gobierno, Miguel Sainz. La previsión es que las obras comiencen "en unas semanas, con un plazo de ejecución de ocho meses".

   La Junta de Gobierno Local ha aprobado hoy la adjudicación de las obras de rehabilitación del edificio que alberga la actual Estación de Autobuses a la empresa Calidad, Organización y Vivienda por un importe de 928.316,27 euros y un plazo de ejecución de ocho meses, "por lo que podrán ejecutarse a lo largo de este año y terminar a finales de 2018 o primeros meses de 2019".

   Se trata de un bloque de viviendas -de propiedad municipal y privada- con fachada a las calles Vara de Rey, Pío XII, Belchite y Avenida de España, y que, en su interior, acoge el servicio de transporte interurbano.

   En concreto, de los 81 pisos más trasteros, el Ayuntamiento es titular de 24 y los otros 57 son de propiedad privada. El inmueble se configura con 11 portales.

   Además, en planta baja se ubican 14 locales de propiedad municipal, más el que ocupa la propia estación de autobuses. La cuota de participación correspondiente a la propiedad privada es del 53,17%; mientras que el 46,8% del total corresponde al Ayuntamiento.

   La actual estación de autobuses se someterá a una rehabilitación integral que afectará tanto a las fachadas como a las cubiertas, de las partes más visibles a las canalizaciones y redes de servicio, de los elementos estéticos a reformas relacionadas con la calidad habitacional.

REHABILITACIÓN INTEGRAL.

   El proyecto fue redactado por técnicos municipales y consensuado con los vecinos. En cifras, destaca la rehabilitación de 8.000 metros cuadrados de fachada y 800 metros cuadrados de zócalo.

   Entre las actuaciones previstas figuran la renovación y revestimiento de fachadas; retejados en distintas zonas de cubierta; revisión y reparación de juntas de dilatación; sustitución de canalones en su caso y conexiones a bajantes; renovaciones de instalaciones generales a viviendas, saneamiento, abastecimiento, electricidad, etc.

   También se incluye la adecuación de cierres en huecos de trastero, rehabilitación de humedades y disgregación de elementos de hormigón en fachada; rehabilitación de cubiertas de marquesinas en dársenas; renovación parcial de redes de saneamiento que discurren por sótano.

   Por último, se hará la reparación y saneamiento de elementos de hormigón armado en muros de sótano; restauración y renovación de aplacados en fachadas situados en plantas bajas y entreplantas; y trabajos de rehabilitación de acabados en las carpinterías de locales.

   El proyecto que ahora se ha adjudicado afecta exclusivamente al espacio residencial, no al ocupado por el servicio de Estación de Autobuses ya que ni el vestíbulo ni el patio de dársenas será objeto de esta actuación.

   Miguel Sainz ha recordado el compromiso de organizar un Concurso de Ideas para la remodelación de esta gran zona, que albergará en su interior una plaza pública -ahora ocupada por las dársenas- y mantendrá espacios para colectivos y asociaciones de la ciudad.

EL EDIFICIO.

   El actual edificio de la Estación de Autobuses fue construido entre 1949 y 1958, bajo el proyecto de los arquitectos municipales Jaime Carceller y Luis González.

   Como explica el que fue cronista oficial Jerónimo Jiménez en su libro "Las calles de Logroño y su historia", las viviendas que se construyeron sobre las instalaciones destinadas a autobuses fueron denominadas con el nombre del teniente general Joaquín González Gallarza que fue su gestor.

   Este bloque -con fachadas a las calles Pío XII, Avenida de España y Belchite- fue remodelado en 1990, experimentando una modernización fundamentalmente en los servicios de la Estación de Autobuses (vestíbulo, dársenas y otras dependencias).