El EDITE de la Guardia Civil imputa a dos personas por cometer estafas a través de internet en varias provincias

Un agente analiza internet
GUARDIA CIVIL
Actualizado 05/07/2015 8:09:05 CET

LOGROÑO, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

Efectivos de la Guardia Civil han procedido a imputar a dos mujeres residentes en Granada, la presunta autoría de un delito de estafa continuado, llevado a cabo a través de internet en diferentes provincias de la geografía española, y un delito de usurpación de estado civil, al haber utilizado los datos personales de varias de sus víctimas para seguir estafando en la red.

Las imputadas utilizaban conocidas páginas web para poner a la venta falsamente teléfonos móviles de alta gama, generalmente iPhone, a un precio menor que el estipulado en el mercado, consiguiendo con ello atraer a sus víctimas.

Una vez se ganaban la confianza de los compradores, procedían a cerrar la venta a través de la aplicación Whatsapp, para ello se intercambiaban datos personales y bancarios, enviándose ambas partes imágenes de los documentos de identidad, con la salvedad que el DNI que enviaban las presuntas autoras no eran los suyos, sino de otros compradores a los que previamente habían estafado y usurpado su identidad.

A fecha de hoy se han esclarecido un total de siete estafas llevadas a cabo por las imputadas a través de la red, siendo los lugares de residencia de las víctimas Arroyomolinos (Madrid), Calahorra (La Rioja), Huetor-Tájar (Granada), La Rambla (Córdoba), Navia (Oviedo), Pontedeume (A Coruña) y Rivas-Vaciamadrid (Madrid), no descartándose el esclarecimiento de nuevas estafas.

La operación 'Teléfono 412' se inició en el mes de enero, cuando Agentes del Equipo de Investigación Tecnológica (EDITE) de la Guardia Civil en La Rioja, se hicieron cargo de una denuncia presentada en dependencias del Puesto Principal de la Guardia Civil en Calahorra (La Rioja), por una estafa cometida a través de internet.

TELEFONOS QUE NO LLEGABAN.

El denunciante manifestó haber realizado la compra de un teléfono marca iphone, a través de una conocida página de venta de artículos de segunda mano. Una vez realizó un primer pago de 180 euros mediante transferencia bancaria, el vendedor no envió el terminal.

Durante varios meses, agentes del EDITE de La Rioja van siguiendo el rastro que deja el vendedor en la red. Esto permite localizar un total de 12 anuncios de venta de iphone, de similares características a la estafa denunciada en Calahorra.

El intercambio de información entre diferentes unidades de la Guardia Civil permite localizar otras seis denuncias por estafa en la compra de iphone, presentadas en diferentes puntos de la geografía española, y en las que los documentos de identidad de varias de las víctimas habían sido usurpados y utilizados para cometer más estafas en la red.

Los datos recopilados llevan a los investigadores a Granada, localidad en la que se encuentra la entidad bancaria donde las victimas realizan los ingresos para la compra de los teléfonos, cuenta que llega a tener 22 movimientos mensuales por importe de más de 5.700 euros. Cada ingreso era retirado a los pocos minutos de realizarse, a través de diferentes cajeros automáticos de Granada.

A principios del mes de Septiembre agentes del EDITE logran la plena identificación de las personas que presuntamente estarían llevando a cabo las estafas, siendo estas dos mujeres de 20 y 45 años, de nacionalidad española y residentes en Granada y Armilla (Granada). Una vez localizadas se procedió su imputación, poniéndose las actuaciones a disposición de la autoridad judicial.