Los empleados públicos protagonizan un particular via crucis para protestar contra los recortes

 La Plataforma De Empleados Públicos De La Rioja
EUROPA PRESS
Actualizado 15/03/2013 14:13:44 CET

LOGROÑO, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Plataforma de Empleados Públicos de La Rioja ha realizado un particular viacrucis como forma de protesta contra los recortes ya que "se encuentran indignados no sólo por la manipulación de manos de unos dirigentes que sólo atacan a los más desfavorecidos, sino también por la pérdida de derechos inherentes a nuestra sociedad".

Este viacrucis ha contado con siete estaciones, el religioso tiene quince tras la inclusión de la Resurreción por el papa Juan Pablo II, y ha comenzado frente a la Delegación del Gobierno donde las quejas de los funcionarios se han centrado en la subida de impuestos como el IVA, el IRPF, de las tasas de la luz, del gas o de los peajes, entre otros.

El Banco de Español de Crédito en el Paseo del Espolón ha sido la segunda estación donde los salarios han protagonizado las reclamaciones. "Los empleados públicos sufrimos una bajada en nuestro sueldo del cinco por ciento, a lo que hay que sumar la congelación salarial del 2011, 2012 y 2013, y la eliminación de la paga extra", han explicado.

La cafetería Viena ha acogido a los empleados como tercera parada de su viacrucis, en la que han manifestado que "a la drástica bajada de las sustituciones en las bajas y en periodos vacaciones se unas las ridículas convocatorias de Empleo Público. Se amortizan las plazas de los que se jubilan y se prohíben, también por Decreto, nuevas contrataciones".

La sanidad y los servicios sociales también han estado presentes. En la cuarta estación, que ha tenido lugar frente al IRJ, los trabajadores públicos han destacado que "disminuye considerablemente el presupuesto mientras se implanta el copago farmacéutico y de transporte de emergencias", y que mientras tanto "se privatiza el servicio de radiología".

La quinta parada del viacrucis ha sido para la educación "porque también merece un alto en el camino", han resaltado. En esta materia los funcionarios han calificado la LOMCE como "un disparate en toda regla" y han señalado que "se minimizan las becas, incrementan las tasas universitarias y se baja el presupuesto".

La esquina donde se encuentra la Inspección de Trabajo y Seguridad Social ha sido la sexta estación, donde las quejas han ido a parar al aumento de las tasas en justicia que "dejan fuera del sistema a los que menos recursos tiene".

Por último, frente al Palacio del Gobierno regional, el viacrucis ha escenificado su séptima y última parada, en la que se ha concluido con una oración de todos los empleados públicos que rezaba "te adoramos, oh trabajador y te bendecimos, pues con tu cruz redimes a los gobernantes que cada día nos ahogan más".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies