FETE-UGT critica "la inseguridad e incertidumbre" que genera la puesta en marcha de la LOMCE

Actualizado 05/07/2015 6:51:37 CET

LOGROÑO, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

La implantación de la LOMCE que comienza este curso y la "persistencia" de recortes educativos están marcando el inicio del mismo, según considera FETE-UGT. Para el Gobierno, "la política educativa de este curso se basa en la evaluación, la segregación y la excelencia, olvidando el concepto de formación integral del hecho educativo".

Con todo ello, recuerdan, empieza la implantación de la LOMCE en 1º, 3º y 5º de Primaria y en 1º de FP Básica. Su implantación "genera inseguridad e incertidumbre en los centros escolares". El profesorado "se ha visto inmerso y apremiado en implementar los cambios normativos de currículos, de cambio de asignaturas, de carga horaria, etc".

"Esto se agrava además con las decisiones que ha de tomar la comunidad educativa para el cambio, reutilización de libros de texto o la adaptación de materiales didácticos a las nuevas materias".

La puesta en marcha de la LOMCE está suponiendo "una disparidad en el horario de asignaturas por todo el territorio estatal, tanto en materias troncales como específicas. A modo de ejemplo y refiriéndonos a 5º de Primaria observamos que en Lengua y Literatura oscila entre las 4h. de La Rioja y las 5h. de Madrid; en Ciencias de la Naturaleza y Ciencias Sociales las diferencias son menos marcadas y las horas están entre 1,30h. de La Rioja y las 2,30h de Castilla y León; en idioma extranjero se ha aumentado en La Rioja en 1 hora semanal a repartir entre los seis cursos de Primaria".

Esta muestra del horario se extiende de igual manera en el resto de cursos de primaria que empiezan su andadura LOMCE, "lo que viene a complicar todavía más la organización de los centros en el inicio de curso".

Tal como viene sucediendo en los últimos años "las noticias escolares de inicio de curso corroboran las deficiencias que viene sufriendo la educación: el aumento de las ratios y del horario lectivo del profesorado, la pérdida de puestos de trabajo en los centros docentes, la supresión de becas y ayudas de libros y comedores, la disminución de recursos para el funcionamiento de los centros, disminución de proyectos de atención a la diversidad, además de la falta de inversión en infraestructuras y materiales escolares, son solo una pequeña muestra de las medidas de ajuste a las que se está sometiendo al sistema educativo y al funcionamiento de los centros".

A esto, continúan, hay que añadir "las situaciones del profesorado interino de la inmensa mayoría de las CCAA, en nuestra comunidad llega al 27,38%, los despedidos del sistema, los que sufren el retraso de su contratación y los que malviven con contratos parciales, contratos por horas, itinerancias, etc".

"No hay que olvidar que en los últimos cuatro años se han reducido las plantillas en los centros, la supresión de apoyos y programas educativos, la disminución de las Ofertas de Empleo Público y la no cobertura de las jubilaciones y las bajas médicas entre otras causas. Pero además, el PIB en educación ha pasado en estos años del 5,04% de 2010 a 4,58% de 2013, con la promesa del gobierno popular de bajarlo al 3,9% en 2015 (La media de la UE está en el 5,3%)".

Con estas cifras "difícilmente se puede vender calidad educativa y menos para todos y todas".

Con todo ello, el sindicato critica que "las propuestas educativas de las administraciones educativas están socavando la igualdad de oportunidades, al encarecer los servicios complementarios, los servicios de comedor y la disminución de las becas y ayudas para el estudio destinadas a las familias económicamente más desfavorecidas. Del mismo modo, las condiciones sociolaborales de los trabajadores/as de la enseñanza, año a año, son peores: perdida del poder adquisitivo, restricciones en la formación permanente, incremento de carga lectiva, penalización por bajas médicas, supresiones y desplazamientos del puesto de trabajo".

FETE-UGT realizará todas las medidas de presión que considere oportunas para exigir que la educación sea considerada una prioridad, para que se paralicen los recortes y para que los profesionales del sector recuperen todo lo que se les han hurtado.