El Fiscal pide 4 años y medio de cárcel a un hombre que presuntamente golpeó a su ex-pareja tras saltarse el alejamiento

Actualizado 03/02/2008 13:32:50 CET

LOGROÑO, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Fiscal pide cuatro años y medio de cárcel a un hombre que, presuntamente, golpeó a su ex-pareja tras saltarse la orden de alejamiento. También, solicita que no se acerque a su ex-mujer durante ocho años y que pierda el régimen de visitas de la hija.

Según relata el escrito de acusación, el imputado y su ex-mujer se han seguido viendo, "ambos voluntariamente", a pesar de que existía una orden de alejamiento contra el ex-marido, y se entregaban a la hija en una plaza, en vez de en la Policía.

En estos encuentros, al menos en dos ocasiones, apunta el Fiscal, el hombre pegó en la cara y en el brazo a una mujer sin que conste denuncia o parte médico.

El 3 de diciembre de 2005, en la plaza donde se entregaban a la hija, discutieron y el hombre le propinó un golpe en la cara, que le causó un hematoma, "sin que la perjudicada reclame ni denuncie expresamente por temor a su ex-marido".

Desde dos días después a estos hechos, y durante cinco días, el acusado llamó dos veces al día al domicilio donde la mujer tiene una habitación alquilada y amenazó al dueño del piso con pegarle por ayudar a la mujer, avisar a la policía y denunciar las agresiones.

El Juzgado de Instrucción de Haro, por auto con fecha de 15 de diciembre de 2005, acordó, como medida cautelar, la prohibición de acercamiento a menos de cien metros del dueño del piso y su esposa.

Para el Fiscal, estos hechos suponen un delito de violencia habitual y dos de lesiones, además de un delito contra la administración de justicia y una falta de lesiones, con la agravante de reincidencia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies