Gamarra llama a la "calma" porque el Ebro baja su caudal en Logroño sin causar problemas graves aunque se sigue "alerta"

El soto inundable del Ebro, lleno de agua
EUROPA PRESS
Publicado 13/04/2018 14:18:08CET

   LOGROÑO, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La alcaldesa de Logroño Cuca Gamarra ha llamado este viernes a la "calma" a los ciudadanos, porque el río Ebro a su paso por la capital riojana va bajando su caudal a lo largo de la mañana, aunque ha incidido en que los servicios municipales y de emergencia "siguen en alerta".

   Así lo ha afirmado la primera edil a preguntas de los medios de comunicación durante la visita a la reurbanización de la segunda fase de la calle Milicias. "La situación ahora es tranquila, y está dejando estampas muy bonitas. El Ebro tiene carácter y se está dejando notar", ha afirmado Gamarra.

   Ha recordado que, durante las últimas semanas, tanto los técnicos municipales como Protección Civil, Bomberos y la Unidad de Aguas del Ayuntamiento "han estado pendientes de la situación, controlando siempre la evolución del río, en coordinación con la CHE, SOS Rioja y con el resto de administraciones".

   Tras una noche en la que "no se han producido problemas graves", más allá de pequeñas filtraciones "en los puntos habituales" en las orillas del río, como el Adarraga, la Hípica, 'El Rincón de Julio' o el camping, la situación "no tiene porqué generar más problemas de momentos, porque el caudal ya va bajando".

   Como ha detallado por su parte el concejal de Seguridad Ciudadana, Miguel Sainz, también presente en la visita, la altura del río, que alcanzó anoche los 4 metros, "ha bajado ya a los 3,5 metros, mientras que el caudal está en 780 metros cúbicos por segundo, estamos muy lejos del límite de los problemas, en 1.000 ó 1.200 metros cúbicos por segundo".

   Además, el edil ha apuntado que el caudal "está a la baja, y, salvo un importante desembalse de agua aguas arriba o una fuerte subida de las temperaturas que provoque un gran deshielo, la semana que viene se plantea a priori tranquila".

   "Llamamos a la calma, y, si hubiera alguna situación grave, desde el Ayuntamiento se avisaría de inmediato. Pero eso sí, continuamos en alerta", ha concluido la alcaldesa.

Contador