Gamarra ve "necesario" el fotoperiodismo para "defender los sólidos cimientos de la libertad"

Participantes en el acto
AYUNTAMIENTO DE LOGROÑO
Publicado 05/06/2017 14:19:54CET

   LOGROÑO, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

   "Estamos en una sociedad muy rápida, en la que la imagen tiene una gran importancia. La imagen de lo que está ocurriendo es lo que les va a quedar a las próximas generaciones. De ahí que hay que agradecer la labor de los informadores gráficos porque el acceso a la información es un derecho fundamental de los ciudadanos y la información es la palabra y también la imagen".

   De este modo, la alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, ha querido reconocer el trabajo de un colectivo que en nuestra región se agrupa en la Asociación de Informadores Gráficos de La Rioja (AiG) y que esta mañana han protagonizado el acto de concesión de la Insignia de Oro de su asociación, que este año ha recaído en la persona del fotógrafo catalán Agustín Carbonell.

   La alcaldesa ha entregado la Insignia a Carbonell, dándole la enhorabuena por su trayectoria y agradeciéndole "el papel de toda una generación de fotoperiodistas a través de la que hemos conocido nuestra historia" atribuyéndoles el don de la oportunidad, el olfato para las noticias y unas buenas redes de información, además de una gran profesionalidad.

   Gamarra se ha centrado en los esfuerzos de la AiG en unos momentos difíciles tanto por la crisis económica como por el desarrollo tecnológico aunque ha mostrado su convencimiento de que "las grandes crisis recolocan todas las piezas".

   En realidad, Gamarra considera que "en esta sociedad tan rápida la imagen tiene mucha importancia. Es el momento del fotoperiodismo"; una profesión "fundamental para defender los sólidos cimientos de la libertad".

   La Insignia de Oro de la Asociación de Informadores Gráficos de La Rioja es un galardón anual que ya ha cumplido su quinta edición. El premiado este año ha sido Agustín Carbonell, nacido en Barcelona, un fotoreportero que goza de gran prestigio entre sus compañeros.

   Carbonell desarrolló su profesión fundamentalmente en La Vanguardia, El País y el Periódico; siendo una de las principales referencias nacionales de la edición gráfica. Ha sido conocido por imágenes como la del incendio del Liceo, que le valió en 1995 el Premio Godó o la del gol de Koeman en la final de la Champions en Wembley. Ha sido también profesor de la Universidad Pompeu Fabra.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies