El Gobierno aporta 16.600 euros al Ayuntamiento de Haro para la coordinación de las actividades juveniles

Actualizado 18/08/2009 14:04:58 CET

LOGROÑO, 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Presidencia, Emilio del Río, y el alcalde de Haro, Patricio Capellán, renovaron hoy el convenio de colaboración para la coordinación de las actividades relacionadas con la juventud, algo que se materializa a través de la figura del Técnico Local de Juventud, que desempeña su labor en el Centro Joven (C/ Castilla, 2), donde está ubicado el servicio de la Oficina Local de Juventud.

En el caso de Haro, esta figura -cuya aparición se recoge en la Ley 7/2005 de Juventud de La Rioja- se creó el 21 de noviembre de 2005, fecha en la que se firmó el primer acuerdo de estas características con el fin de acercar los servicios a todos los jóvenes, independientemente de su lugar de residencia. Algo para lo que es fundamental la cooperación y la coordinación entre la Administración regional y la local.

En virtud de este acuerdo, el Gobierno de La Rioja aporta 16.600 euros al Consistorio jarrero para el desarrollo de diferentes funciones, para las que contará con la colaboración del Técnico Local de Juventud.

Entre ellas, destaca la de prestar el servicio de información a los jóvenes, tal y como está previsto en la Red de Información Juvenil de La Rioja; orientar a los jóvenes en las materias previstas en la normativa de juventud; promocionar la participación en el ámbito local; y ejecutar las medidas de juventud impulsadas desde el Gobierno de La Rioja.

El Centro Juvenil de Haro, que acoge tanto el servicio de Técnico Local de Juventud como la Oficina Local de Juventud, tiene su origen en varias actividades desarrolladas en 1997, entre las que destacaron los talleres celebrados bajo el lema 'Pedagogía y Tiempo Libre', que consiguieron suscitar el interés de más de un centenar de chavales. Al año siguiente se inauguró el Centro en un local de 70 metros cuadrados que enseguida se quedó pequeño para acoger a los numerosos jóvenes interesados en participar.

La falta de espacio fue la que provocó una baja considerable en la afluencia de jóvenes en 1999, por lo que el Ayuntamiento de Haro decidió alquilar una lonja de 200 metros cuadrados, ubicada en la calle Castilla, en el año 2000. En junio de ese mismo año, tras las labores de acondicionamiento del local, abrió sus puertas de manera oficial el Centro Juvenil de Haro que, desde entonces ha venido contando con una media de 160 socios.