El Gobierno de La Rioja autoriza casi 2 millones de euros para actividades e inversiones turísticas

Actualizado 05/01/2007 12:39:22 CET

LOGROÑO, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de La Rioja ha autorizado un gasto de casi 2 millones de euros para hacer frente a las subvenciones que se convocarán en 2007 en el ámbito turístico, según establece la Orden 5/2006, de 19 de mayo, por la que se aprueban las bases reguladoras para la concesión de subvenciones en materia turística.

Según explicó hoy el portavoz del Gobierno de La Rioja, Emilio del Río, la autorización del gasto es el paso previo a la resolución de la Consejería de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial para la convocatoria anual de subvenciones, en régimen de concurrencia competitiva, a la que podrán optar las empresas, profesionales o entidades que estén inscritos en el Registro de Proveedores de Servicios turísticos.

Para 2007 se ha previsto un gasto de 1.935.405 euros que se destinará a la "dotación de infraestructuras y la realización de actividades en materia turística que lleven a cabo ayuntamientos, mancomunidades, empresas y asociaciones sin ánimo de lucro, así como para la rehabilitación de casas rurales o para colaborar en la obtención de la "Q" de calidad por parte de los alojamientos turísticos, entre otras medidas", como apuntó Del Río.

El portavoz del Gobierno de La Rioja indicó que la orden de ayudas, así como los convenios que se suscriben anualmente, plasman la política de la Dirección General de Turismo de "incentivar las actuaciones en materia turística de entidades locales y de colaborar con el sector privado para impulsar este sector económico".

En total, la Dirección General de Turismo destinó en 2006 casi 4 millones de euros: algo más de 1.830.000 euros, a través de esta vía de subvenciones, y más de dos millones de euros por medio de convenios. Estos convenios se suscribieron con Ayuntamientos para el funcionamiento de oficinas de turismo, con la Escuela de Turismo, con fundaciones y entidades públicas y para el desarrollo de planes turísticos.