El Gobierno riojano se convierte en la primera administración pública con un libro de estilo

Actualizado 25/01/2006 14:35:03 CET

LOGROÑO, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de La Rioja empezará a utilizar, a partir de hoy, un libro de estilo que unificará los criterios de todas sus publicaciones y permitirá al ciudadano identificar cada manual que caiga en sus manos como perteneciente al Ejecutivo riojano, según informó hoy el consejero de Administraciones Públicas, Alberto Bretón.

El Gobierno riojano se convierte así en "la primera administración pública" en contar con una manual de este tipo. Bretón presentó hoy el libro de estilo acompañado por el secretario general técnico de la Consejería, Antonio Ruiz, y la coordinadora de la publicación, Magada Polo.

En él se determina la estructura de cualquier proyecto editorial a abordar por la Administración riojana, definiendo tanto las partes externas (tapas, solapas.), como las internas. También los aspectos tipográficos y las partes finales (índices, epílogos.).

Se trata, explicó la coordinadora, de "facilitar el trabajo", tanto a los trabajadores del Gobierno como a los contratados de forma externa, "para lograr una calidad editorial". Bretón explicó el "por qué" de este libro en el hecho de que "ha habido un cambio en la comunidad que se refleja en sus publicaciones". Así, por ejemplo, el año pasado se editaron hasta 150. "Por eso es importante contar con una imagen corporativa", afirmó.

Polo señaló que "no se trata de un manual relativo a la lengua y su uso", sino, completó Bretón, de "unificar aspectos de estilo". La coordinadora aseguró que "no es un libro de estilo cualquiera", ya que cuenta con "una serie de particularidades". Entre estas se encuentra, indicó, que ha sido fruto del trabajo en equipo entre todas las consejerías.

Este aspecto, añadió el secretario general de la Consejería, "facilitará su puesta en marcha", a partir de hoy mismo y tras la reunión de la Comisión de Publicaciones, ya que los diferentes departamentos de la Administración ya lo conocen, "porque han participado en su elaboración".

Otra "particularidad" señalada por la coordinadora es que se trata de una guía "práctica". En las páginas impares se explica cómo estructurar distintas cuestiones como, por ejemplo, un índice y, a continuación, en la derecha, se introduce un ejemplo. Este está en latín para que no haya protestas por el texto escogido, según dijo Bretón.

A esto se une, continuó la coordinadora, que "se pretende que sea muy manejable" y, por eso, "se estructura por unidades temáticas". Se trata de un texto, además, dijo, "flexible" porque se irá actualizando. Con él, por último, dijo Polo, "se favorecerá que salga a la luz lo que necesitan los ciudadanos".