Las 'guarderías' alertan del "peligro" de 5 academias en Logroño que acogen a bebés

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Las 'guarderías' alertan del "peligro" de 5 academias en Logroño que acogen a bebés

Las 'guarderías' dan un "pellizco" a la Admnistración
FER
Publicado 21/11/2016 13:27:14CET

   LOGROÑO, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La Asociación de Centros de Educación Infantil de Primer Ciclo (cero a tres años) ha denunciado hoy públicamente, tras darlo a conocer sin resultado a la Consejería de Educación y el Ayuntamiento de Logroño, el "peligro" que supone que cinco centros con permiso de academia estén ofertando servicio de 'guardería' para bebés en Logroño.

   En rueda de prensa, responsables de la Asociación encabezadas por su presidenta, Sandra Íñiguez, han clamado contra el "instrusismo" que supone que centros "no autorizados" como escuelas de infantil de primer ciclo (lo que antes se conocía como guarderías) estén ofreciendo actividades a menores de entre cero y tres años.

   "Abren bajo el amparo de academias", ha explicado, pero para poder ofrecer servicios durante el horario escolar ofertan, también, actividades para las que carecen de licencia, porque para albergar niños menores de tres años, ha relatado, deben cumplirse unos requisitos en las instalaciones y en el cuidado que ellos no dan.

   Centros que ofrecen, por ejemplo, inglés a niños de tres meses con nativos, pero luego la persona que les va a cuidar "es una chica de Irlanda a la que se le dan bien los niños", pero que no tiene la titulación que sí se exige a los profesionales que trabajan en los centros con licencia para escuela infantil de primer ciclo.

   Centros, también, que ofrecen "lógica pre matemática para bebés a partir de tres meses", en los que "independientemente de que no se puede enseñar lógica pre matemática a un bebé, quién está con ese bebé no tiene la formación adecuada".

   La rueda de prensa, han explicado, persigue "dar un pellizco" a las administraciones públicas, dado que, aunque esta asociación lleva dos años trasladándoles la situación se amparan en que no es su responsabilidad porque abren con un permiso determinado.

   El problema, ha considerado la presidenta de la asociación, es que luego no se "inspecciona" si se está ejerciendo la labor por la que se pidió el permiso u otra. De este modo, los centros se ahorran el coste de adaptar el local a los bebés y de los profesionales adecuados y pueden ofertar a los padres un precio menor e, incluso, hacer que vivan engañados.

   Así, aunque estas entidades son legales, desarrollan actividades alegales e irregulares para la población menor de 0 a 3 años, ya que no están sometidas como centros de educación infantil ni a los controles de la Inspección Educativa, ni tampoco al control higiénico y sanitario al que todo Centro de Educación Infantil está sometido.

   Íñiguez ha creído que existe un importante desconocimiento en la población y entre las familias sobre las diferencias que existen entre una academia y un Centro de Educación Infantil.

   La primera, la Academia, no está regulada ni capacitada para desarrollar un sistema educativo y pedagógico en las edades de 0 a 3 años y los Centros de educación Infantil sí hemos obtenido esa capacidad, esa homologación legal , la autorización pública municipal y se han sometido al control y a las normativas sanitarias y educativas, ha explicado la Asociación.

   "Hemos de dejar claro que estas academias pueden realizar actividades con niños en edad escolar, pero no con niños de 0 a 3 años. Porque esta etapa educativa preescolar únicamente se puede desarrollar en los centros homologados, autorizados convenientemente y con las licencias necesarias", ha dicho.

   "El día que pase algo nos vamos a llevar las manos a la cabeza", ha creído. A su juicio, es un tema "importante porque estamos jugando no solo con la educación de los niños, sino también sometiéndolos a un riesgo innecesario por pasar sus horas en instalaciones inadecuadas".

   Ha insistido en que no tienen nada en contra de los centros, con licencia de academia, que ofrecen actividades junto con los padres, sino con los que pretenden ser una alternativa a la guardería tradicional.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies