Hostelería Riojana afirma que 'Queremos dormir' es un "grupúsculo que solo pretende cerrar los establecimientos"

Bares españoles
RTVE
Actualizado 21/02/2012 14:44:12 CET

LOGROÑO, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Hostelería Riojana, que preside Francisco Martínez-Bergés, ha salido al paso de las últimas declaraciones de la asociación 'Queremos dormir', "un grupo minúsculo de vecinos cuyo objetivo es entorpecer a diario el ejercicio de la actividad de la hostelería y que únicamente se ve satisfecho con el cierre de los establecimientos", según han informado en un comunicado.

El sector, ha apuntado, que "está ya harto de todas las barreras, obstáculos e impedimentos no solo de este tipo de grupúsculos vecinales que representan a escasa población, sino también del conjunto de las administraciones públicas que, con la proliferación de normas sobre horarios, ruidos, tabaco, etc entorpecen nuestros negocios y la normalidad de una actividad".

La hostelería supone prácticamente un 11 por ciento del PIB regional y, por lo tanto, tiene una notable contribución económica en la región y en la dinamización de nuestras ciudades y pueblos.

El asunto "es doblemente grave teniendo en cuenta que Logroño acaba de ser elegida Ciudad Gastronómica de España, un acontecimiento histórico que va a tener un gran beneficio económico para La Rioja y para nuestra ciudad, además de suponer un salvavidas para la hostelería riojana".

Concretamente, el sector lamenta que, "a pesar de su petición al Gobierno de La Rioja, para la ampliación de horarios en determinadas fechas muy señaladas que el cliente y el público en general demanda, la administración regional mantiene estos horarios como en años anteriores". En lo últimos años, la ampliación se ha reducido y una reducción mayor de horarios sería ahora mismo debido a la crisis económica un "mazazo gravísimo para el sector".

El Gobierno regional debe saber que las hosteleros "necesitamos trabajar y que para ello necesitamos unos horarios adecuados y ajustados a la realidad de nuestro sector y a la demanda de nuestros clientes".

Hostelería Riojana, integrada en la FER, considera que las peticiones de la asociación vecinal citada es "un cúmulo de despropósitos, cuya finalidad es imponer las condiciones en que se debe realizar la actividad hostelera, con una absoluta ignorancia sobre las características y condiciones en que se desarrollan los negocios de la hostelería".

Estas asociaciones "no piensan en la actividad hostelera, ni en lo que cada día se están jugando los hosteleros, que están cerrando sus negocios. Nos pretenden imponer cuándo, dónde, cómo y a que hora podemos abrir. La reducción de horarios que pretenden significa el cierre absoluto de los negocios de la hostelería".

"DEJADNOS EN PAZ"

Los visitantes y turistas demandan establecimientos donde divertirse y estos vecinos, que son una "minoría, no deben dar lecciones de adónde y a qué horas debemos dirigir a nuestros clientes". "Que nos dejen en paz", es el lamento del presidente de Hostelería Riojana, Francisco Martínez-Bergés.

Hostelería riojana pueda acreditar que los locales y establecimientos de nuestro sector están perfectamente insonorizados para que no se produzcan molestias a los vecinos. Los propietarios de los establecimientos son responsables de sus locales y no de la calle, por lo que el sector no entra a valorar si en la calle se producen coportamientos que son ajenos a nuestros locales.

"La calle no es problema de la hostelería. Siempre se le echa la culpa a la hostelería de o que ocurre en la calle", afirma Francisco Martínez Bergés.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies