Identificado el autor de una estafa a un vecino de Logroño, al que sustrajo 1.500€ por el timo del 'tocomocho'

Publicado 10/04/2018 13:37:48CET

   LOGROÑO, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La Policía Nacional de La Rioja ha identificado a un hombre de 51 años, como presunto autor de una estafa, cometida a otro varón de 66 años de Logroño (La Rioja), al que sustrajo 1.500 euros por medio del timo del 'tocomocho'.

   El identificado, con numerosos antecedentes por estos mismos hechos, no ha podido ser todavía localizado y detenido, al igual que el resto de autores intervinientes en los hechos, por lo que la Policía siguen con las investigaciones.

   Ante está estafa, la Jefatura Superior de Policía de La Rioja ha ofrecido unos pequeños consejos, dentro del Plan Mayor Seguridad de la Dirección General de la Policía, para evitar que nuestros mayores puedan ser víctimas de hurtos especializados, cometidos por el método del falso revisor del gas y por modalidad del abrazo, conocido también como hurto amoroso, así como por el popular timo del "tocomocho".

   Estas tres modalidades delictivas destacan por la alta especialización y psicología de los autores, eligiendo a sus víctimas entre los grupos de personas más vulnerables, como pueden ser las personas mayores, que vivan solas o se encuentren en ese estado en la vía pública, a las que logran embaucar abusando de su confianza, para sustraerles, principalmente, joyas, objetos de valor y dinero.

LA CONOCIDA ESTAFA O TIMO DEL "TOCOMOCHO"

   Realizado como mínimo por dos personas, el "tonto" y el "gancho", aunque pueden estar apoyados por otra más, la "escoba". El primero de ellos, muchas veces expresándose con acento gallego, a pesar de no tener nada que ver con esa región, abordará a la víctima, a ser posible en un lugar retirado, preguntándole por una administración de lotería o de la ONCE, para comprobar unos décimos que cree tener premiados, ante la necesidad de obtener dinero rápidamente y poder viajar a su pueblo natal u otro tipo de excusa, momento que aprovechara el "gancho", para abordar a ambos con un periódico en la mano, en el que constataran que los mismos están premiados, para terminar proponiendo a la víctima la compra de los décimos.

   Una vez obtenido el dinero, con el pretexto de que la persona que hace de "tonto" tiene hambre, hacen que la víctima acceda a comprarle un bocadillo en un bar, para aprovechar y salir huyendo con el botín.

EL FALSO REVISOR DEL GAS

   Suele realizarlo una sola persona que, tras identificarse como operario de una compañía de mantenimiento o abastecimiento de gas, con la excusa de realizar una revisión en su caldera o de la instalación interior de su vivienda, la mantendrá en la cocina para que supervise el buen funcionamiento del aparato, mientras que revisa los radiadores de las habitaciones, aprovechando para sustraer el dinero y los objetos de valor que encuentre en las mismas. También pueden utilizar otros pretextos, como las de mantenimiento de compañías eléctricas o asistentes de ayuntamiento u otras entidades.

HURTO AMOROSO O MÉTODO DEL ABRAZO

   Generalmente ejecutado por dos personas, un hombre y una mujer joven o a veces dos mujeres, que tras preguntar por una calle, salida de la ciudad, hospital o cualquier otro servicio, con la excusa de conocer a la víctima o algún familiar suyo, o incluso proponerle algún tipo de favor sexual, tratará de abrazarle para mostrar su agradecimiento, momento que aprovechará con habilidad para quitarle su cadena de oro, reloj o cartera u otros objetos de valor.

   Desde esta Jefatura Superior, ante estos hechos, se aconseja a nuestros mayores:

   No abra el portal a personas que, con cualquier excusa, intenten acceder al mismo.

   Por lo general, las revisiones del gas o de la caldera o eléctricas, son anunciadas o publicitadas con anterioridad por las compañías suministradoras.

   Si alguien, tras identificarse, pretende hacerle una revisión y usted no está seguro, no lo deje entrar en el domicilio, quede con él para otro día y pregunte a la empresa a la que representa, si están realizando revisiones en su inmueble.

   Si finalmente le dejase entrar, hágalo en compañía de un vecino o persona de confianza, no lo deje solo mientras dure la revisión y no abone en efectivo el coste de la misma, las compañías suministradoras generalmente suelen cargar el servicio en nuestra cuenta o con el recibo mensual del gas.

   En la calle desconfíe de personas que no conozcan y se aproximen a usted con cualquier excusa, para ofrecerle propuestas ventajosas o compra de oro, relojes o cualquier otro objeto de valor, ya que puede tratarse del típico "timo".

   No haga ostentación de joyas u objetos de valor y proteja su bolso o cartera en las grandes aglomeraciones, procurando no llevar grandes cantidades de dinero en efectivo.

   A la hora de realizar operaciones bancarias (retirar efectivo, cobros o pagos de cierta importancia) procure ir acompañado de personas de su confianza.