El Índice de Precios Industriales aceleran su crecimiento al 1,9% en la Rioja en febrero

Publicado 23/03/2018 9:52:48CET

   LOGROÑO/ MADRID, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El Índice de Precios Industriales (IPI) subió al 1,9 por ciento en febrero en La Rioja respecto al mismo mes de 2017, aunque respecto a enero subió un 0,3 por ciento, según ha informado este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

   La Rioja ocupa el puesto número sexto del ranking de los precios industriales en España que lidera Aragón con un 2,8 por ciento.

   El mayor incremento de los precios industriales en La Rioja se ha producido en la partida de energía, con un 2,3 por ciento más, seguida de los bienes de consumo no duradero (0,9 por ciento) mientras que los bienes de consumo se han situado en el 0,8 por ciento.

   A nivel nacional, la aceleración de la tasa interanual de los precios industriales se ha debido al repunte en casi seis puntos de la variación interanual de la energía, hasta el 1,4 por ciento, debido al encarecimiento de la producción de energía eléctrica.

   El resto de sectores recortaron su tasa interanual en febrero, destacando el descenso en tres décimas, hasta el 2,4 por ciento, de la tasa interanual de los bienes intermedios por la evolución de los precios en la fabricación de productos químicos básicos.

   También bajó tres décimas, hasta el 0,6 por ciento, la tasa interanual de los bienes de consumo no duradero debido a que la subida de los precios de la fabricación de aceites y grasas vegetales y animales fue menor en febrero de este año que en igual mes de 2017.

   La tasa de variación anual del índice general sin energía bajó dos décimas en febrero, hasta el 1,4 por ciento, con lo que se sitúa una décima por encima de la del índice general.

   SUBIDA MENSUAL DEL 0,1 por ciento

   En términos mensuales, los precios industriales avanzaron un 0,1 por ciento en febrero, igual que en enero, debido principalmente al incremento de los precios de los bienes intermedios y a la estabilidad de los precios de los bienes de equipo y de los bienes de consumo no duradero.

   En concreto, los bienes intermedios elevaron sus precios un 0,4 por ciento respecto a enero por el encarecimiento de la fabricación de productos básicos de hierro y de productos químicos.

   Por contra, la energía recortó su tasa mensual un 0,2 por ciento por el abaratamiento del refino de petróleo.