Investigadores de la UR participan en un estudio que explica "fallos2 en el funcionamiento de enzimas asociados a cáncer

Investigadores de la UR sobre cáncer
UR
Publicado 21/12/2017 14:33:54CET

   LOGROÑO, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Investigadores de la Universidad de La Rioja han participado en un estudio -liderado por el BIFI de la Universidad de Zaragoza- que explica el mecanismo de acción de varias enzimas cuyo mal funcionamiento está asociado a enfermedades como el cáncer; lo que permite desarrollar fármacos que actúen de forma selectiva contra ellas. Las conclusiones han sido publicadas en Nature Communications.

   El estudio, titulado 'The interdomain flexible linker of the polypeptide GalNAc transferases dictates their long-range glycosylation preferences', ha sido liderado por el Instituto de Biocomputación y Física de Sistemas Complejos de la Universidad de Zaragoza (BIFI). En él colaboran los investigadores del Departamento de Química de Universidad de La Rioja Jesús M. Peregrina, Francisco Corzana, Gonzalo Jiménez Osés e Ismael Compañón.

   El artículo desvela la estructura y claves de funcionamiento de una determinada familia de enzimas de nuestro organismo -las N-acetilgalactosaminil transferasas (GalNAc-Ts)- que ayudan a enlazar carbohidratos en las proteínas. Los fallos en este proceso están asociados a enfermedades como el cáncer o la osteoporosis.

   Las proteínas son las unidades moleculares básicas con las que se construye nuestro cuerpo. Muchas de ellas -las denominadas glicoproteínas- están unidas a cadenas de azúcares (carbohidratos simples, uno de los micronutrientes esenciales para la vida) que, entre otras funciones, facilitan su interacción con otras proteínas, así como la diferenciación y desarrollo de las células. Las enzimas son las encargadas de realizar estas uniones.

   El estudio publicado en Nature Communications analiza los mecanismos de un grupo concreto de enzimas para seleccionar proteínas y asociarles los azúcares que necesitan para desempeñar su función. Estas enzimas presentan distintas regiones, denominadas dominios, que se ocupan, por un lado, de reconocer las moléculas a modificar y, por otro, de realizar el ensamblaje. La clave de este proceso está, según desvela el artículo, en las zonas flexibles que conectan dichos dominios.

   Los investigadores de la Universidad de La Rioja han realizado dos contribuciones principales al estudio: la primera, aportar las moléculas básicas preparadas para facilitar las pruebas de laboratorio; por otra, elaborar mediante simulaciones por ordenador, modelos de estructura y funcionamiento de las enzimas.

   Los hallazgos obtenidos aportan un conocimiento fundamental para desarrollar fármacos que actúen selectivamente contra las enzimas que no funcionan bien. Su publicación en la revista Nature Communications, de acceso libre y gratuito, supone el reconocimiento internacional de la comunidad científica a estos avances.

   Estos resultados han sido posibles gracias al trabajo conjunto de investigadores de diversas áreas y entidades: el Instituto de Biocomputación y Física de Sistemas Complejos de la Universidad de Zaragoza (BIFI), la Universidad de Copenhague (Dinamarca), la Universidad Case Western Reserve (Estados Unidos), la Universidad Nueva de Lisboa (Portugal), la Universidad del País Vasco, el CIC bioGUNE, Ikerbasque, la Fundación ARAID y la Universidad de La Rioja.