Javier Alonso deja la presidencia de la Asociación de Periodistas de La Rioja y del Colegio: "Mi etapa ha concluido"

El expresidente de la APR, Javier Alonso García
ASOCIACIÓN DE LA PRENSA DE LA RIOJA
Publicado 02/02/2018 11:02:09CET

   LOGROÑO, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Javier Alonso, presidente de la Asociación de la Prensa de La Rioja desde hace doce años ha anunciado de forma oficial el cese de su cargo así como su "dimisión irrevocable" como decano del Colegio y con efecto en este mismo momento.

   En un comunicado emitido a todos los miembros del colegio y asociados, Alonso asegura que dimite como presidente de la Asociación de la Prensa de La Rioja, tras 23 años consecutivos en la Junta Directiva y los 12 últimos como presidente.

   Así, explica, "hacerlo simultáneamente permitirá, si vosotros lo consideráis, que propongáis un adelanto electoral en la Asociación para poder hacer coincidir ambos mandatos y procesos electorales, tal como habíamos planeado".

   Además, Javier Alonso se propone "quedar totalmente al margen del proceso electoral en el Colegio y de mi sucesión al frente de la Asociación, sea cual sea el camino que decidáis. Tampoco estaré en ninguna candidatura y en ningún puesto. Mi etapa ha concluido".

   "Mi deseo es, así mismo, separarme desde hoy mismo de cualquier actividad de la Asociación y del Colegio, con la excepción de una reunión de trabajo que ya tenía fijada para esta misma mañana".

   En este sentido, indica, "creo que lo mejor es ceder el testigo por completo y de forma clara y rápida. La transición no os ofrecerá ningún problema, puesto que tanto vosotros como las compañeras de la Casa estáis al corriente de todos los temas que tenemos entre manos".

   Así, continúa en su carta, "creo que este es el mejor momento para dejarlo. Hay casi 2 meses por delante hasta el final del mandato del Colegio y creo que es tiempo suficiente para configurar una candidatura potente. Tanto en la Junta Directiva de la Asociación como en la Junta de Gobierno del Colegio estáis gente muy preparada y comprometida, y entre nuestros asociados y colegiados también encontraréis muy buenos candidatos, sin duda".

   A nivel personal, indica Alonso, "quiero agradeceros, tanto a los que me acompañáis desde hace años como a los que atendísteis mi llamada, por estos años tan ricos y productivos de trabajo juntos. Y también a Nuria, Maite y Elena que son quienes llevan la mayor parte del trabajo de la Asociación y del Colegio. Asimismo, a todos los asociados y colegiados a los que alguna vez he metido en algún lío para colaborar desinteresadamente con la profesión. Os pido disculpas si en algún momento de nervios no he estado muy fino, que sé que los ha habido".

   "Creo, sinceramente que han sido años en los que hemos construido juntos cosas muy importantes: celebramos hace 5 años nuestro centenario (hoy, precisamente, la Asociación cumple 105 años) con una magnífica exposición y la publicación de la historia de la Asociación entre otras muchas actividades, constituimos el Colegio de Periodistas hace casi 4 años, hemos incrementado el patrimonio de la Asociación con la adquisición del local de Herrerías en 2008, hemos instituido 3 premios periodísticos y recuperado los Premios Gran Reserva y Fuera de Denominación".

   A todo ello, se suman nuevas actividades ya que "hemos puesto en marcha programas tan interesantes como el Prensa-escuela o los Diálogos de Periodistas de 2 Generaciones, hemos mantenido y reforzado el cuadro médico pese a las dificultades y editado la revista online Saludable para la Alianza Riojana por la Salud, hemos captado patrocinadores privados para nuestra Guía de la Comunicación y renovado nuestra web este mismo año; hemos reformado los Estatutos de la Asociación limitando el mandato de los presidentes a 8 años; hemos realizado numerosos e ilustrativos cursos y, sobre todo, hemos sobrevivido a la crisis".

   Además, en estos 12 años la Asociación ha tenido un papel más protagonista que nunca en la FAPE y en el impulso al movimiento colegial. Pero, sin duda, "lo más gratificante para mí ha sido cada vez que un periodista ha conseguido un trabajo gracias a la bolsa de empleo de la Asociación. Y han sido unos cuantos en estos años".

   "Me estoy refiriendo solo mi tiempo en la Presidencia. Hablar de los 23 años que he estado en la Junta requeriría de un ejercicio de memoria al que no me siento capaz", asegura.

   "Creo que el Colegio y la Asociación tienen retos pendientes y apasionantes y tareas que dejo a medio hacer y que estoy seguro de que vosotros y las personas a las que involucréis vais a culminar con nota, además de abordar nuevos proyectos. Me refiero a enganchar a las nuevas generaciones de periodistas, al aprovechamiento del local de Herrerías, a la potenciación de la formación de nuestro colectivo hacia la sociedad, especialmente a los jóvenes, al aseguramiento de la financiación de la Casa con más recursos y a mejorar algunos aspectos organizativos internos".

   Con todo ello, continúa, "creo que la Asociación y el Colegio tienen que dejar de ser tan presidencialistas (me lo propuse pero no he tenido ningún éxito) y que hay que introducir mejorar en el funcionamiento interno (trabajar con presupuesto, agilizar la ejecución de las decisiones de la Junta, otorgar al equipo de la Casa funciones más ejecutivas y dotarle de más autonomía...).

   Además, en el ámbito nacional "habrá que seguir trabajando para fortalecer la FAPE y en la construcción del Consejo General de Colegios. Como mi responsabilidad como presidente de la Comisión de Garantías de la FAPE no concluye hasta 2021, aún nos veremos en las Asambleas".

   "Pienso, sinceramente, que lo dejo en el mejor momento. La fecha de hoy estaba meditada hace tiempo: había que culminar los actos de celebración de nuestro patrón pero a la vez que hubiese tiempo suficiente para poder abordar un proceso electoral que necesariamente tenía que convocarse antes del 1 de abril".

   Y porque, además, "lo necesito, creo que ya no aporto la energía que se requiere y que conocer tanto la Asociación, el Colegio y su entorno a menudo resta frescura. Necesito recuperar tiempo para mi familia, para mi desempeño profesional y, me conozco, para abordar nuevos proyectos que solo me reporten satisfacciones personales pero no económicas".