Llera indaga en su infancia "con la memoria como hilo conductor" con su obra en prosa 'Cuidados Paliativos'

          José Antonio Llera En Logroño
EUROPA PRESS
Publicado 22/04/2017 13:56:35CET

   El escritor ha recibido este sábado en Logroño el XXIII Premio Literario Bodegas Olarra & Café Bretón

   LOGROÑO, 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

El escritor, José Antonio Llera, ha recibido este sábado en Logroño el XXIII Premio Literario Bodegas Olarra & Café Bretón por su obra 'Cuidados paliativos', un diario que reúne fragmentos en prosa sobre su infancia, sus obsesiones literarias y cinéfilas, la enfermedad y el cuerpo "con la memoria como hilo conductor" de cada uno de los fragmentos.

   El también profesor de la Universidad Autónoma de Madrid y reconocido poeta con extensa obra publicada ha recibido su galardón en el Café Bretón de Logroño. El premio está dotado con 6.000 euros en metálico y la posterior publicación de la obra por la editorial Pepitas de Calabaza.

   Llera ofrece en esta obra rememoraciones de su infancia, fragmentos de su vida en un pueblo de Extremadura pero, siempre, tal y como él ha definido, "con cierta distancia".

   Precisamente, "el hecho de vivir ahora en Madrid es el que me ha permitido abordar e indagar en mi identidad, en quién soy, con todas las trampas que eso implica porque la memoria y recordar también supone darse cuenta de que hay muchas ficciones".

   Todo porque la memoria "continuamente amaña cosas". Así, ha explicado, "lo que uno piensa que ha sucedido, visto desde otro punto, cambia, sucede lo mismo con el paso del tiempo, hay recuerdos falsos, cosas que pensamos que han sido de cierta manera y, en realidad, no han sido así, pero nosotros creemos que sí".

   Con todo ello, el escritor pretende reflexionar sobre quienes somos, nuestra identidad, nuestro origen... "para encontrarme, saber quién soy e incluso también para no reconocerme, extrañarme". Un juego de la memoria y también "una reflexión sobre la literatura y lo que significa para mí escribir".

   Una obra en prosa en la que, como ha indicado, "no se diferencia entre otros géneros que he realizado". En este sentido, ha explicado, "no he hecho nunca muchas delimitaciones ni he trazado fronteras muy netas entre los géneros".

UNA OBRA "CON MENOS MÁSCARAS"

   "La poesía que hacía tenía elementos prosísticos, utilizaba el verso, el versículo... porque yo creo más es en la contaminación entre los géneros y el puente que se crea entre ellos". Hay "una cierta unidad de estilo entre lo que he hecho antes y esta nueva propuesta" aunque "quizás, en esta obra hay menos máscaras que en mi poesía anterior, más desnudez para que me reconozcan un poco más, más que un cambio de estilo".

   En un mundo en el que "no se lee lo suficiente" y en donde las ventas de libros "han caído mucho", Llera espera que "a pesar de que ahora estamos en un mundo más audiovisual, se recupere el terreno de la lectura y para ello, hay que hacer ver y descubrir".

   "Todos tenemos la responsabilidad de enseñar y mostrar para evitar que se pierdan estos elementos", ha indicado.

   Finalmente, y con respecto a la entrega del premio literario bodegas Olarra & Café Bretón, el escritor se ha mostrado "muy honrado" por haber recibido este premio que le ha traído "el deseo de seguir haciendo este tipo de escritura" y un empujón para "seguir hacia adelante".

   El jurado definió la obra en su fallo como "un diario en el que se mezclan la inquietud cultural, la vida diaria en el campus universitario y los recuerdos de la infancia de Llera en su Extremadura natal, la obra de gran calidad, está avalada por una personalidad literaria definida".

   El jurado estuvo compuesto por Antonio Cabrera, Esther Pascual, Javier Alonso, Elvira Valgañón y Jonás Sainz.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies