Logroño cerró 2016 con un superávit de 8 millones y un 8,2% menos de deuda

Cuca Gamarra y Mar San Martín
EUROPA PRESS
Publicado 22/03/2017 13:34:40CET

   LOGROÑO, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El Ayuntamiento de Logroño ha cerrado la ejecución de su presupuesto 2016 con un superávit de casi 8 millones de euros, y con un 8,2 por ciento menos de endedudamiento, unos datos que, para la alcaldesa Cuca Gamarra certifican "nuestra solvencia y el interés por seguir ofreciendo servicios de calidad, manteniendo la ciudad y realizando inversiones pero sin pedir un esfuerzo suplementario a los logroñeses".

   La Junta de Gobierno Local ha aprobado este miércoles el documento de la Liquidación del Presupuesto 2016, que indican que "se consolida por quinto año consecutivo esta tendencia de recuperación tras unos ejercicios en los que hubo que soportar más gastos que ingresos, lo que marcó una secuencia de ejercicios deficitarios".

   Gamarra ha subrayado que "como se deduce de la Liquidación 2016, el Ayuntamiento mantiene todos los parámetros que certifican el cumplimiento con la regla de estabilidad presupuestaria: el equilibrio presupuestario, el objetivo de deuda, la morosidad comercial y la regla de gasto".

   El límite de estabilidad, el "objetivo de deuda", está fijado en un máximo del 75 por ciento de los ingresos corrientes liquidados, un límite del que el Ayuntamiento de Logroño se encuentra muy alejado ya que lo sitúa en un 46,64 por ciento para 2017, a pesar de la operación de préstamo extraordinaria prevista para el soterramiento.

   La reducción del endeudamiento es uno de los parámetros que mejor idea dan de la salud financiera de una administración. Así, la deuda a 31 de diciembre de 2016 ascendía a 43,9 millones, lo que supone una reducción de 3,9 millones respecto al año 2015 (un 8,2 por ciento) y de 13 millones respecto al 2011 (un 22,8 por ciento), situación de partida para el actual equipo de Gobierno.

   Además, la alcaldesa ha hecho especial hincapié en la reducción del periodo medio de pagos a proveedores, que es la llamada "morosidad comercial", que llegó a alcanzar los 90 días hace dos Legislaturas y que en estos momentos está en una media de 12,10 días. En esa media se valora entre el mes de marzo -24,12 días- y octubre -en el que se llegó a pagar a 3,65 días-.

   El cumplimiento de la regla de gasto se demuestra al no superar el límite máximo de gasto determinado por la Ley de Estabilidad Presupuestaria, que para 2016 era de 1,8 por ciento, habiéndose quedado nuestro ayuntamiento en 6,04 puntos por debajo.

   La alcaldesa ha expuesto otros indicadores que figuran en el documento de la Intervención Municipal. Así, los Remantes de Crédito (gastos que no fue posible ejecutar a 31 de diciembre) ascienden a 57,8 millones de euros, de los que más de 24,8 millones continuarán su tramitación a lo largo del actual ejercicio.

   Además, para este año 2017, el equipo de Gobierno dispondrá de 17 millones de Remantes de Tesorería de 2016, con los que podrá abordar gastos que quedaron pendientes -por no haberse emitido las facturas en la fecha del cierre presupuestario- e imprevistos, además de financiar inversiones dentro de lo que se marque en la Ley de Presupuestos Generales del Estado.

   El Ahorro neto (la diferencia entre los ingresos que nos corresponden y las obligaciones de gasto, una vez restados los préstamos) fue un año más positivo, situándose en 11.176.051,36 euros; la Tesorería certificada a 31 de diciembre arrojó un saldo también positivo de 16 millones de euros.

INGRESOS, GASTOS E INVERSIONES.

   La alcaldesa ha señalado que "hay dos hechos fundamentales a tener en cuenta que han incidido en la ejecución del año 2016: que el Presupuesto no entró en vigor hasta abril, por lo que solo ha habido siete meses reales de ejecución presupuestaria; y que ha sido un año de transición por la normativa actual que ha hecho que en 2016 sólo se tengan en cuenta once meses de ejecución de gastos en facturas".

   Con estas premisas, Cuca Gamarra ha detallado los distintos capítulos que componen el Presupuesto Municipal para ofrecer los datos finales de Liquidación del proyecto correspondiente a 2016 que ascendía a 158.800.000 euros.

   En Ingresos, la ejecución de los ingresos corrientes ha ascendido al 95,84 por ciento, algo menor a la del año 2015 debido fundamentalmente a menores ingresos en el IBI debido a la bajada de impuesto acordada para 2016 y al traslado al 2017 del Plan de Regularización del Catastro, acordado dentro del Plan de Lucha contra el Fraude Fiscal.

   Por otro lado, el buen comportamiento de otros ingresos avalan el inicio de la recuperación económica, como es la recaudación por impuestos estatales (IVA, IRPF) por encima de lo presupuestado o la alta recaudación en el Impuesto de Construcciones, con un 91,7 por ciento.

   Dentro del capítulo IV de ingresos corrientes, en las transferencias de Comunidad Autónoma y del Estado, se han reconocido ingresos del 97,7 por ciento sobre lo previsto aunque algunos de los ingresos por los convenios con la Comunidad Autónoma a 31 de diciembre no se habían contabilizado en su totalidad.

   Los Ingresos de capital han sido ejecutados en un 31,68 por ciento debido entre otros factores a que se ha ejecutado la venta de una parcela de suelo industrial por valor de 668.376,24 euros, lo que supone un 4,10 por ciento de lo previsto por venta de suelo.

   Las transferencias de capital se han ejecutado en un 44,53 por ciento, fundamentalmente porque corresponden a obras que a 31 de diciembre no se habían terminado de ejecutar. La baja ejecución de este capítulo se justifica también por la no disposición de los créditos suscritos, lo que contribuye a la reducción del endeudamiento de las arcas públicas.

   En Gastos, los gastos corrientes han sido ejecutados en un 86,21 por ciento. En el capítulo I, dedicado a gastos de personal, se ha ejecutado en un 95,93 por ciento.

   En el II, donde se sustentan los contratos de los grandes servicios, tiene su reflejo la nueva normativa presupuestaria ya que solo se contabilizan once mensualidades, lo que supone un menor gasto ejecutado, en torno a 8 millones de euros, justificando la elevada cuantía de Remanentes de Tesorería para gastos generales que se contabiliza en este año.

   El capítulo III de gastos financieros no llega al 80 por ciento ya que la reducción del endeudamiento extraordinaria ha permitido gastar menos de lo previsto en intereses bancarios. En el IV, transferencias corrientes, se ha permitido ejecutar 14,5 millones del presupuesto destinado a subvenciones, algo más del 90 por ciento de lo previsto. El V, dedicado a Fondo de Contingencia, no ha sido necesario recurrir a él gracias a la buena gestión de los recursos municipales.

   Los gastos de capital incluyen principalmente el conjunto de los capítulos VI y VII dedicados a inversiones, directas e indirectas, se han llegado a financiar 21 millones de euros aunque por las razones antes descritas solo se han podido ejecutar 11,2 millones de euros.

   Esta cantidad ha permitido no obstante poner en marcha proyectos importantes como la reurbanización de Vélez de Guevara, el skate park o la nueva Estación de Autobuses, por citar algunos. No hay que olvidar que el presupuesto de inversiones de este año también permite afrontar la mayor inversión en la ciudad que es el soterramiento de la vía férrea.

   Dentro de los gastos de capital también destaca la amortización de préstamos, ejecutados al 99,93 por ciento.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies