Marcos Moreno valora el "excelente trabajo" de FEAPS en el campamento de verano de Alfaro

Actualizado 07/07/2015 6:03:07 CET

El director general del Deporte asegura que la labor de FEAPS permite "que las personas con discapacidad intelectual puedan disfrutar de un verano de pleno derecho"

LOGROÑO, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

El director general del Deporte y del Instituto Riojano de la Juventud, Marcos Moreno, ha destacado "el excelente trabajo" que realiza FEAPS-La Rioja (Federación Española de Organizaciones en favor de las Personas con Discapacidad Intelectual) en el campamento de verano de Alfaro que cuenta con la colaboración del IRJ Instituto Riojano de la Juventud.

Según ha destacado Marcos Moreno, "esta actividad lúdica contribuye, como todas las actividades que realiza FEAPS el resto del año, a que cada persona con discapacidad intelectual pueda desarrollar su proyecto de calidad de vida y vivir un verano como ciudadano de pleno derecho".

El director general de Deportes ha realizado estas declaraciones durante la visita que ha realizado al albergue juvenil alfarero donde se celebra el campamento de verano de FEAPS-La Rioja hasta el próximo domingo. En dicha actividad participan un total de 29 personas, 16 jóvenes, 8 monitores y un coordinador que están realizando desde el pasado 3 de agosto un completo programa de actividades.

El Instituto Riojano de la Juventud, al igual que en años anteriores, colabora con FEAPS en la organización y financiación del campamento, que dio comienzo el pasado día 3, y va dirigido a todas las personas con discapacidad intelectual en edad escolar, hasta los 21 años de edad, independientemente de sus necesidades de apoyo y recursos económicos. Así, el grupo participante es heterogéneo en cuanto a edades y capacidades, y sus miembros proceden de diferentes centros.

Los objetivos del campamento se centran en conseguir que las personas con discapacidad intelectual disfruten de un merecido y normalizado periodo vacacional lleno de actividades ajustadas a su edad.

El campamento posibilita así la oportunidad de salir de su entorno habitual a unas personas que por sus características, tienen serias dificultades para ello. Otro de los fines es fomentar las relaciones y las experiencias enriquecedoras para las personas con discapacidad intelectual, para lograr una mayor integración en la comunidad. De forma paralela, se posibilita a las familias un periodo de descanso y respiro.

Los 17 participantes desarrollan múltiples actividades, que en un ambiente lúdico, potencian sus habilidades creativas e innovadoras.

En este sentido, los jóvenes desarrollan talleres manuales (plastilina, pinzas, gusanitos o cocina), juegos dirigidos (gymkhana y juegos de velada), paseos por el pueblo y la zona y actividades propias del día a día del campamento, que tienen que ver con mantener una rutina horaria que conlleva las diferentes comidas del día y el descanso pertinente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies