"Me parece oir al jefe de la brigada político social de los setenta: estoy controlando a los rojos"

Ultimo día del Juicio del 14N
CAMBIA LOGROÑO
Actualizado 12/04/2018 10:04:13 CET

   Emoción desbordada y lágrimas al finalizar el juicio del 14N, cuya sentencia podría prolongarse

   LOGROÑO, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

   "Me parece oir al jefe de la Brigada Político-Social de los setenta: estoy controlando a los rojos"; es lo que Cristina Almeida le contó a Endika Zulueta, abogado de Pablo Alberdi, tras oir al que fuera jefe del dispositivo policial en la manifestación del 14N en Logroño.

   Una confesión con la que Zulueta ha iniciado el cierre, hoy, de su interlocución, tras la que ha tenido que taparse la cara presa de la emoción.

   Una sala llena; tres días de sesión intensas, largas y tensas, en un juicio por unos hechos que se remontan a hace cinco años y cuya sentencia podría prolongarse.

   Hoy, el Penal número 1 ha acabado la sesión con un profundo abrazo entre los acusados. El llanto intenso de uno de ellos; las lágrimas de muchos asistentes y un abogado que ha dado las gracias por dejarle participar.

   Uno de los acusados, Pablo Alberdi, no ha querido decir nada para cerrar la sesión, aunque se lo ha ofrecido la jueza; el otro, Jorge Merino, sí ha querido añadir que se siente "totalmente representado".

   Han sido, ha relatado, "años muy duros, firmando cada quince días", en los que le han llegado a pedir, ha recordado, nueve años. Al llegar a juicio eran dos, y así se ha mantenido. Hoy, además, se ha sabido, porque su abogada lo ha sacado a colación, que se quedó sin trabajo tras ser encausado.

   Al final, la tensión ha explotado en la sala. El abogado de Pablo ha terminado su relato dando las gracias por "participar" en el proceso; Jorge ha llorado desconsolado, dentro y fuera de la sala el llanto dejaba marchar la presión de tres días. Y en la calle, la lluvia seguía cayendo sobre quienes se han concentrado cada día para recibirles con calor.

   La sentencia, reconocía hoy la defensa de una de las partes, podría prolongarse. Los hechos ocurrieron el 14 de noviembre de 2012. Es el proceso judicial a sindicalistas tras aquella huelga más largo de España.

PENAS DE DOS AÑOS Y CINCO AÑOS Y NUEVE MESES

   El Ministerio Fiscal ha rebajado, en sus conclusiones, en un año la pena para Pablo Alberdi al cambiar el delito de Lesiones, por tirar una piedra, a falta de Lesiones. Le sigue considerando culpable de un delito de Atentado con medio peligroso y otro de Desórdenes. Le pide 5,9 años.

   A Jorge Merino le cree culpable de un delito de Desórdenes como inductor y le pide dos años.

   El Abogado del Estado también, con respecto a Jorge, ha añadido una petición subsidiaria del delito de Atentado en concepto de inductor, con pena de un año. Esto es, le pide a la jueza que, o bien le declare culpable de un delito de Desórdenes Públicos (para el que siempre ha pedido tres años) o bien de Atentado en concepto de inductor.

Las defensas piden la absolución y niegan las acusaciones. Al inicio del proceso había un tercer investigado, que decidió reconocer un delito de desórdenes públicos con seis meses de prisión sustituidos por multa de 720 euros.