Medio Ambiente convoca ayudas para los agricultores que faciliten la reproducción del sisón común en sus barbechos

Sisón común macho en una pradera esteparia
SEO/BIRDLIFE
Publicado 06/04/2018 10:06:12CET

   LOGROÑO, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente ha abierto la convocatoria de ayudas destinadas a promover prácticas agrarias que garanticen la protección de las zonas de nidificación en La Rioja del sisón común, un ave esteparia catalogada 'en peligro de extinción" en nuestra Comunidad Autónoma y 'vulnerable' a nivel nacional.

   El Boletín Oficial de la Rioja publica hoy la resolución 513/2018 de una convocatoria que se enmarca dentro del plan de gestión de la especie aprobado por la administración medioambiental riojana.

   Contempla la posibilidad de subvencionar a quienes retrasen el laboreo de los barbechos en torno a los cantaderos de sisón común (los lugares donde los machos realizan la exhibición nupcial con mayor frecuencia) para reducir el fracaso reproductor de los escasos ejemplares de sisón que se crían en La Rioja y que se ven afectadas por el laboreo primaveral de los barbechos en sus zonas de nidificación.

   La Consejería destinará este año un presupuesto de 8.000 euros para unas ayudas de las que podrán beneficiarse todos los cultivadores, sean propietarios o no, de fincas en barbecho donde se detecte la existencia de cantaderos de sisón, así como a aquellos cuyas fincas en barbecho se encuentren bien en su totalidad o en más de un 50%, en un radio de 300 metros alrededor de los cantaderos.

   Los agentes forestales de la Dirección General de Medio Natural se encargarán de localizar estos lugares y de identificar las parcelas que, en aplicación del plan de gestión de la especie, están obligadas a retrasar el laboreo.

   El plazo para presentar las solicitudes a esta convocatoria permanecerá abierto hasta el próximo 15 de julio.

UNA ESPECIE EN REGRESIÓN.

   El sisón común es un ave propia de zonas abiertas y despejadas, que ocupa secanos tradicionales con alternancia de cereal, barbechos, pastos y pequeños eriales. La especie ha sufrido una evolución regresiva en los últimos años, en gran medida, debido a la intensificación agraria con aumento de las superficies de regadío y reducción de barbecho.

   En La Rioja se vienen realizando censos anuales de machos territoriales desde 1998. Los últimos estudios, realizados dentro del Plan de Gestión de la Aves Esteparias de La Rioja, han identificado el laboreo de los barbechos en primavera como el principal factor limitante para la nidificación del sisón por lo que las ayudas que contempla la Orden pueden suponer un avance significativo de cara a la conservación de la especie.