Medio Ambiente destinará más de 500.000 euros a las ayudas para la reforestación y creación de superficies forestales

Publicado 18/09/2015 10:30:42CET

LOGROÑO, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Boletín Oficial de La Rioja publica este viernes la nueva Orden que regula las ayudas de la primera forestación de terrenos rústicos, primas de mantenimiento y compensatorias que este año dedicará un total de 511.000 euros con objeto de fomentar la creación y el incremento de la superficie forestal.

Esta línea de subvenciones de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, financiada al 50 por ciento por el Fondo Europeo Agrario de Desarrollo Rural (FEADER) a través del Programa de Desarrollo Rural 2014-2020, está dirigida a las personas físicas o jurídicas y las entidades locales que sean propietarias o titulares de derechos reales de terrenos rústicos o montes de libre disposición en La Rioja, siempre que cumplan las superficies mínimas y los requisitos establecidos en la Orden.

La Orden establece tres líneas de ayudas:

Costes de implantación: gastos de forestación y obras complementarias. (preparación previa del terreno, adquisición de planta, colocación de protectores individuales, y otras labores).

Primas de mantenimiento: (reposición de marras, riegos, labores de poda, aporcado, abonado, y eliminación de vegetación competidora, entre otras).

Primas compensatorias: para beneficiarios de ayudas por repoblaciones forestales efectuadas de conformidad con el Programa de Reforestación 1994/2005 con arreglo a la normativa por la que les fueron concedidas.

La publicación de la Orden conlleva la convocatoria simultánea de las ayudas para primas de mantenimiento y las primas compensatorias. Por su parte, la convocatoria de las ayudas destinadas a primera forestación se realizará de manera independiente en un plazo breve.

Las primas de mantenimiento tienen como objeto ayudar al titular del terreno con una prima anual por cada hectárea forestada en que se hayan efectuado trabajos de mantenimiento por un período máximo de cinco años, contados a partir de la fecha en la que se certifique que se ha realizado la plantación.

La restauración forestal contribuye a reducir el efecto invernadero, al absorber los árboles dióxido de carbono; corregir los problemas de erosión y desertización; mejorar los suelos en determinadas zonas y disminuir el riesgo de incendios forestales. Además, mejora la conservación de flora, fauna y aguas, y favorece la gestión natural equilibrada mediante el desarrollo de ecosistemas forestales beneficiosos para la agricultura.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies