Una multitudinaria manifestación pide "la absolución" de Jorge y Pablo a las puertas del juicio del 'No Caso' del 14N

                       JORGE Y PABLO, CONCENTRACIÓN APOYO
EUROPA PRESS
Publicado 07/04/2018 20:05:11CET

   LOGROÑO, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

Más de 3.000 personas, según los primeros datos avanzados por la organización, han secundado este sábado la manifestación convocada por la plataforma 'Stop Represión' para pedir "la absolución" de Jorge y Pablo tras el "no caso del 14N", cuyo juicio comenzará el próximo lunes y se prolongará hasta el miércoles.

   Tal y como recuerdan desde la organización, el 14 de noviembre de 2012, con motivo de la Huelga General para protestar contra la reforma laboral y la pérdida de derechos de la clase trabajadora, "Jorge Merino y Pablo Alberdi participaron en esta jornada junto con su sindicato" y "ambos fueron encausados por unos hechos que no cometieron".

   Desde entonces, aseguran, "Jorge y Pablo son víctimas de un montaje policial, vigilados y castigados por defender los derechos de todos los trabajadores". A ambos se les acusa de diferentes delitos o faltas de desórdenes públicos, de atentado con medio peligroso, de lesiones, de atentado a agentes de la autoridad y de un delito de daños cualificados.

   Aún así, para la organización "hubiera sido fácil comprobar con las declaraciones de Jorge y Pablo al Juez de Guardia que, por ejemplo, Jorge estaba fichando en el trabajo a 50 kilómetros del lugar de los hechos y encontrar videos de multitud de testigos que contradicen el atestado, exoneran a Pablo de las acusaciones y señalan la nefasta actuación policial".

   A pesar de ello, "después de más de cinco años", la próxima semana se celebrará el juicio para ambos y Stop Represión ha querido volver a salir a la calle para mostrar "su solidaridad" con Jorge y Pablo y recordarles "que no están solos".

   Tras una pancarta en la que se podía leer 'No hay caso. Pablo y Jorge, Absolución', los asistentes, entre los que se encontraban familiares, amigos y miembros de colectivos de diferentes partes de España, han querido acompañar a los dos encausados en una marcha que ha comenzado en la Glorieta del Doctor Zubía para continuar por la calle Portales, Siervas de Jesús, Bretón de los Herreros, lugar donde se ubican los antiguos juzgados, y llegar hasta el Espolón.

   Durante la marcha, los asistentes han gritado lemas como "Si tocan a uno, nos tocan a todos", "Pablo y Jorge, libertad", "la fuerza del obrero, la solidaridad", "Alberto Bretón, dimisión" o "Basta ya de montajes policiales".

   Uno de los portavoces de la Plataforma, Israel Rodríguez, ha asegurado, que "con esta marcha queremos transmitir a Jorge y Pablo nuestro cariño y calor para que lo tengan en cuenta durante estos tres días de juicio". Ellos, ha asegurado, "están viendo dos caras de la misma moneda, por un lado, cinco años de condena previa pero con toda la solidaridad que están viendo están cargando las baterías para afrontar estos días".

EL PROCESO CONTRA SINDICALISTAS "MÁS LARGO DEL PAÍS"

   Todo tras "el proceso contra sindicalistas más largo del país" y, por eso, "durante estos cinco años hemos podido recabar mucha fuerza con la que esperamos, además, que sea la última vez que tengamos que hacerlo en apoyo a Pablo y Jorge".

   "Hoy han venido miembros de organizaciones de otras comunidades autónomas como Bilbao, Zaragoza, Jaén, Valladolid, Madrid o Córdoba y hemos recibido apoyos directos de muchas personas que no han podido acercarse a Logroño pero que van a estar pendientes del juicio", ha asegurado.

   Presentes en la marcha han estado también Jorge y Pablo quienes han querido agradecer el apoyo de los asistentes. Jorge Merino ha señalado que esta solidaridad "ayuda bastante a tener el ánimo por las nubes y es impagable porque, sin ellos, no sé cómo hubiéramos llegado a las puertas del juicio".

   "Nos hemos procurado siempre apoyar en la gente y en la parte buena de esta situación y estamos cogiendo fuerzas para el juicio". A partir de ahora, ha indicado, "confiamos en la imparcialidad de la jueza y que haya justicia. Nosotros ya hemos presentado todas las pruebas, cosa que la acusación no ha hecho y nosotros hemos tenido que demostrar nuestra inocencia, cuando debería ser la acusación quien probara la culpabilidad, pero es algo que no pueden hacer".

   Por ello, ha insistido, "nos quedamos con la parte buena, nos querían parar en 2012 pero han conseguido lo contrario".

   Por su parte, Pablo Alberdi ha expresado que se encuentra "bien de ánimos" porque "el apoyo está siendo brutal e histórico".

   "Personas de toda España nos está mostrando su solidaridad" y "la campaña de Stop Represión ha sido muy potente y ha habido mucha unión de muchos movimientos sociales de Logroño".

   Todo ello "para poder cambiar las tornas" tras cinco años "sufriendo acoso, criminalización e ilegalidad". Así, "con un poco de suerte", ha finalizado, "a pesar de que la sentencia se espera para después del verano, acabará esta situación con la absolución que es nuestro único objetivo".

Contador