El musical 'Dirty Dancing' revivirá la magia de la película abriendo gira en Logroño del 7 al 11 de junio

Previa YoutubeCargando el vídeo....
Publicado 04/05/2017 13:44:48CET

   LOGROÑO, 4 May. (EUROPA PRESS) -

   Revivir sobre el escenario toda la magia que, desde que se estrenara en los cines en los años 80, lleva creando la historia de amor de Baby y Jhonny. Eso es lo que el público "que siempre se viene arriba" siente al ver el musical 'Dirty Dancing', que, tras ser un éxito en Madrid y Barcelona, abrirá su gira en Logroño con siete funciones del 7 al 11 de junio.

   Los actores protagonistas del espectáculo Amanda Digón y Christian Sánchez -que incluso se han atrevido a dar el famosísimo 'salto del ángel' antes de la rueda de prensa- y de la coordinadora general de la productora LetsGo, Itxaso Barrios, han presentado este jueves el montaje que llegará al Teatro Bretón logroñés en plenas fiestas de San Bernabé.

   Con la dirección de Federico Bellone y producido por LetsGo Company, el espectáculo transporta al teatro las emociones que provocaron Jennifer Grey y Patrick Swayze (Baby y Johnny) en su estreno en la sala de cine en 1987.

   Y aunque los protagonistas han señalado que "no es un musical al uso, en el que la gente para y se pone a cantar", han asegurado que "conocer la película, como la conoce todo el mundo, crea predisposición en el público, que se entrega muchísimo, acaban cantando y bailando".

   La banda sonora es la misma de la película, incluido el archiconocido 'The time of my life', que ganó un Oscar a la mejor canción, que, en ocasiones, hasta se interpretan en directo, con un conjunto de cuatro músicos en escena. Incluso se añaden algunos temas más a la historia, que, en definitiva, "quiere ser un acercamiento fiel a la película".

   "Eso es lo que la gente quiere ver al venir", han dicho los actores, si bien, en la adaptación teatral, realizada por Eleanor Bergstein, se profundiza más en algunos de los aspectos sociales que se reflejan en el film, como el racismo, el aborto que sufre uno de los personajes, o la diferencia de clases entre los dos protagonistas.

   El espectáculo se estrenó allá por 2004 con éxito en el Teatro Royal de Sydney, Australia, y, desde entonces, ha continuado con una gira por Estados Unidos, Europa y Ciudad de México. En España se estrenó el pasado mes de diciembre, y ha cosechado el éxito en Madrid y Barcelona, para salir ahora de gira, que, tras Logroño, llegará a ciudades como Vigo, Burgos, Málaga, Bilbao, Alicante, Sevilla o Zaragoza.

SINOPSIS.

   El argumento es bien conocido. En el verano de 1963, la vida de la joven Frances "Baby" Houseman está a punto de cambiar. Estando de vacaciones junto con sus padres y su hermana mayor en el lujoso hotel Kellerman's en las Catskill Mountains de Nueva York, Baby descubre accidentalmente una desenfrenada fiesta llena de música y baile en el área de empleados.

   Fascinada por los provocativos pasos de baile y los hipnóticos ritmos musicales, no podrá evitar lanzarse a este mundo, sobre todo tras conocer a Johnny Castle, el instructor de baile del hotel. Baby se convertirá en su compañera de baile tanto en el escenario como fuera de él: dos jóvenes espíritus que se unirán en lo que será el más desafiante verano de sus vidas.

   Especialmente han destacado la complejidad técnica del montaje, que llega a contar en escena con todo el elenco, 20 actores y los cuatro músicos, en tres escenarios que giran y que muestran varios ambientesdel hotel donde se alojan Baby con su familia, incluido el jardín y el sótano donde los empleados practican el 'dirty dancing' que da título a la obra.

   Los dos protagonistas han confesado que, una vez que supieron que iban a hacer el papel, no han vuelto a ver la película original. Les costó hacer el 'salto del ángel', "que, a medida que cogíamos confianza, se iba haciendo más fácil", pero también reconocen que, cada vez que llega el momento, "temblamos". Lo han hecho ya casi 200 veces "pero es que es algo que no puede no pasar en el musical".

   Y también recalcan la reacción del público que no ha visto previamente el largometraje, "y a los que les gusta también mucho, porque es una historia de amor, actual, internacional y que sigue llegando a todos los públicos". Tanto, que incluso en las funciones matinales que han hecho en Madrid o Barcelona, para colegios, "los chavales salían encantados", así que es una obra "intergeneracional".

   Hasta han tenido pedidas de mano en escena, "y otros momentos románticos" y no han dejado pasar la ocasión para recordar que "este domingo es el Día de la Madre, y estamos en plena venta de entradas que va muy bien, que no se despiste nadie, no vaya a ser que luego se lleven una sorpresa". Se pueden adquirir, desde 16 euros, en el Teatro Bretón y también en generaltickets.com

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies