La normativa para la venta ambulante prohibirá vender estas fiestas megáfonos o alimentos, entre otros productos

Actualizado 09/04/2008 16:41:49 CET

LOGROÑO, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

La normativa para la venta ambulante en las próximas fiestas de San Bernabé y San Mateo prohibirá la venta de megáfonos o alimentos, entre otros productos, según adelantó hoy el portavoz del Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Logroño, Vicente Urquía. Como novedad, se intensificará la lucha contra el "tráfico de licencias".

Urquía ofreció una rueda de prensa para informar de los asuntos tratados en Junta Local de Gobierno, entre los que se encuentran las normas para la ocupación de espacios en la vía pública por puestos de venta ambulante en las próximas festividades.

Aseguró que se "intentará que no haya tráfico de licencias"; algo que, dijo, se ha estado dando en las últimas fiestas, y ante lo que el Ayuntamiento hará un esfuerzo para que las asociaciones adjudicatarias distribuyan entre sus socios las licencias y sean éstos los que las ejecuten.

Las mercancías autorizadas son quincallería, baratijas, radios, cd's, relojes, bisutería, pañuelos y gorras de fiesta, artículos de broma, artesanía, marroquinería, alfombras, cuadros y libros de ocasión.

Están prohibidos los petardos, explosivos, pistolas simuladas y navajas; plantas ornamentales que no sean flores; ropas de vestir que no cumplan la normativa de etiquetado; los juegos de azar en los que intervenga el dinero; exponer los artículos en el suelo; vender por la calle (salvo globos); la venta de alimentos; animales; y megáfonos, amplificadores de voz u otros objetos.

La zona para la venta ambulante se realizará en la zona situada entre el nuevo ferial y la entrada al Complejo Municipal de Las Norias, siempre en casetas cerradas de tres metros lineales.