El novillero Juan José Villa 'Villita', ganador del XVII 'Zapato de Plata'

El novillero Villita gana el Zapato de Plata
ALFONSO YUSTES
Publicado 18/03/2018 22:30:47CET

   LOGROÑO, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Juan José Villa 'Villita' se ha hecho con el XVII 'Zapato de Plata' tras la final que se ha celebrado en la plaza de toros riojana de Arnedo, dentro de las fiestas de San José, con erales de 'Jandilla' y uno de 'Vega Hermosa'. El novillero toledano ha alternado con Jesús Cuesta - que ha acabado hospitalizado tras sufrir una voltereta con su segundo animal- y Manuel Diosleguarde, al que el palco ha privado de salir por la puerta grande, ya que en sus dos actuaciones se ha pedido con fuerza la oreja.

   La novillada sin picar ha finalizado sin trofeos, en tarde de mucho frío en el 'Arnedo Arena', con media plaza. El ganador del trofeo, 'Villita' se ha topado con un lote desigual, sobre todo con el que ha cerrado festejo - un descastado y huidizo eral de nombre 'Impositor'-, mientras que con su primero, 'Macarra', ha ofrecido su mejor versión, con una faena de temple, basada en la mano derecha. La espada le ha privado de mayor premio, siendo ovacionado por el respetable.

   Con su segundo, que ha brindado al torero riojano Diego Urdiales, no ha tenido suerte, ya que el novillo salía suelto en cada muletazo. A pesar de ello, 'Villita' ha mostrado una gran disposición, dejando un buen poso en el aficionado.

   Por su parte, Jesús Cuesta, en su primero ha ofrecido unos lances a la verónica de bella factura, que luego no ha podido refrendar en la faena. Con la muleta, a pesar de ofrecer algunas tandas, con ambas manos con ligazón, ha terminado acortando los terrenos, perdiendo brillantez la actuación. Ha sido ovacionado.

   Con el cuarto, 'Guerrero', ha hecho honor a su nombre y ha complicado la faena del sevillano, que se ha mostrado firme y con valentía en cada trazo, hasta el punto de sufrir una fea voltereta. Se ha repuesto el novillero matando sin fortuna, para después abandonar la plaza camino del hospital.

   Diosleguarde, por su parte, en su primero - el segundo de la tarde- ha estado por encima de su oponente, mostrando un toreo con temple y hondura, sobre todo con la mano izquierda, conectando rápidamente con los tendidos. El público, tras una buena estocada, ha pedido con intensidad la oreja, que el presidente no ha concedido. Ha dado una vuelta al ruedo, tras la cual ha sido pitado el palco.

   De igual manera ha terminado su segunda actuación, donde el salmantino, se ha enfrentado a un complicado eral de 'Vega Hermosa', de nombre 'Maquillador', que no ha permitido la ligazón que si ha tenido con su primer astado, pero dejando detalles de clase.