Nueva Época asevera que no puede ser culpable de incidentes cometidos antes de su creación

Actualizado 15/05/2013 16:02:10 CET

LOGROÑO, 15 May. (EUROPA PRESS) -

La asociación Nueva Época ha aseverado hoy que "como asociación es totalmente ajena a cualquier delito que se haya cometido en la ciudad de Logroño con anterioridad a la fecha de su creación".

A través de un comunicado publicado en su página web, Nueva Imagen ha querido responder a las declaraciones efectuadas por el delegado del Gobierno, Alberto Bretón, ayer, en las que apuntaba que "varios" miembros constituyentes de Nueva Época están relacionados con actos violentos que están siendo juzgados.

Recuerda que "la asociación Social, Cultural y Deportiva Nueva Época Logroño, nació en marzo del 2013". "Simplemente por este hecho", añade, Nueva Época Logroño como asociación, es totalmente ajena a cualquier delito que se haya cometido en la ciudad de Logroño con anterioridad a la fecha de su creación".

A la vez, ha insistido en la "criminalización" que está padeciendo y, en este contexto, ha señalado que tiene pedida una reunión con Bretón y aún no ha obtenido respuesta.

"Nos hemos informado y la justicia no ha dictaminado culpables de las agresiones citadas en la nota de prensa del Delegado del Gobierno, por lo que de haber algún socio involucrado en algún incidente, aún conserva la presunción de inocencia", ha señalado.

A esto ha sumado que, "como en el resto de asociaciones", no pide "un certificado del historial penal de cada persona para la admisión en la asociación, ya que Nueva Época Logroño es ajena a la vida personal de cada uno de sus socios".

Además, ha condenado "cualquier acto fuera de la legalidad" y, por ello, ha puesto "en manos de la justicia que, si existen miembros en procesos judiciales, se actúe contra ellos como el código penal dicte".

Con respecto a las acusaciones socialistas de que Nueva Época es una asociación de "colectivo antidemocrático y peligroso para la ciudadanía" ha señalado que "Nueva Época Logroño se constituye al amparo de la Ley Orgánica 1/2002, y que no actúa fuera de la legalidad vigente".

"Como asociación legal, registrada y fundada por y para la sociedad, resulta ilógico que semejantes actos puedan tener cabida en nuestra actividad, y que nosotros mismos, defensores de lo público y comprometidos con nuestra ciudadanía, manchemos las paredes de nuestra ciudad, amenacemos a nuestros vecinos y rompamos las ventanas de nuestro propio local", ha dicho.

CRIMINALIZAR POR AYUDAR A FAMILIAS ESPAÑOLAS

A su juicio, "en España, todo lo relacionado con lo nacional han conseguido que sea tabú". Ha explicado que hay "cientos de asociaciones y organizaciones que reparten ayudas a países de todo el mundo y como es evidente, están bien vistas".

Pero, ahora, "que existen miles de españoles en precarias condiciones, se criminaliza a asociaciones como Nueva Época por ayudar a que familias españolas puedan continuar viviendo con unos mínimos alimenticios y de higiene".

"A diferencia de otras asociaciones, nosotros no pedimos ayudas ni subvenciones, pero si que pedimos que se respete los fines de nuestra asociación igual que se respetan las demás asociaciones, colectivos o partidos", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies